Daniel de la Torre | “A partir de ahora el control lo tienen los espectadores”

El equipo presentó ayer la película en Cinesa de Marineda City | quintana
|

Faltaban tres horas para el preestreno de “La sombra de la ley” en Cinesa de Marineda City y la batuta que orquestó una Barcelona en los años 20 decía estar un poco nervioso. Daniel de la Torre asistió muy contento al momento de darle al play porque aseguraba que la película es un antes y un después, un hito por abordar una época inexplorada y hacerlo a un nivel alto de producción. 

Desde Galicia para el mundo, el director señalaba que se había conseguido el reto, “la puesta en escena es muy potente”, y tras la premier en Sitges y Pontevedra, “la gente está sorprendida”. La novedad no está solo en el acabado sino en el momento que recoge la cámara, “que se ha retratado muy poco”. La producción de Vaca Films abre el objetivo a la Barcelona de principios de siglo “donde se estaban construyendo lugares que hoy son icónicos”. Para eso, le pone efectos digitales a escenarios reales, “ahora con la tecnología podemos abordar temáticas y géneros que hasta ahora imposibles” y la Sagrada Familia aparece en el punto en que estaba entonces, junto a la estación de Francia y la plaza de Catalunya, que son símbolos en plena infancia en esa ciudad cosmopolita que crece y se expande. 

El director afirma que la cinta sorprende igualmente por la similitud con el ahora y la crisis actual, es “el inicio de DNI como sociedad”. Cuenta que para el montaje necesitaron mucha documentación, todos los departamentos tenían que brillar desde maquillaje a vestuarios porque “no vale cualquier bigote”, solo los respingones. De aquella no existían las barbas y la estética estaba muy marcada, era muy parecida a la americana y al resto de Europa. Barcelona era escaparate mundial, donde se construye la sociedad moderna y se reivindican salarios justos e igualdad para la mujer: “Es una especie de espejo porque en algunas cosas seguimos igual”. 


En medio está Aníbal (Luis Tosar”, un policía oscuro, que intenta hacer lo correcto y hacerlo bien, que “está herido y habla poco, se comunica con la acción y es violento” porque el envoltorio también lo es. Ve la honestidad y por eso “se se siente atraído por la anarquista Sara (Michelle Jenner). 
Es la primera vez que ambos trabajan juntos, “hay mucha química entre ellos”. Para De la Torre, Tosar “es una extensión mía, como si yo estuviera dentro”. Piensan parecido, dice. Mientras, “La sombra de la ley” llega el jueves a la gran pantalla: “A partir de ahora pierdo el control y lo tienen los espectadores”.

Daniel de la Torre | “A partir de ahora el control lo tienen los espectadores”