El Liceo se aleja del título y el Cerceda, del descenso

|

El derbi gallego de la OK Liga no defraudó. Ambiente espectacular en el González Laxe, con cada bando apoyando a los suyos, pero todo dentro una exquisita deportividad. 
No obstante, únicamente los rojiblancos pudieron disfrutar al final, al repetirse el resultado de aquel siete de diciembre de 2013, cuando el Cerceda derrotaba por primera vez en la histori al Liceo. Y en la jornada 21 de la OK Liga lo volvía a repetir, con un 5-4 para los de Copa.
Los dos equipos afrontaban el partido con sensibles bajas, pues a la ya conocida de Toni Pérez por parte de los visitantes se unía la de Josep Lamas. Mientras tanto, los locales no podían contar con Íñigo Artacho. 
El encuentro se iniciaba al ritmo que marcaban los hermanos Bargalló. Así Pau anotaba el primero de falta directa y Jordi hacía el segundo mediada la primera parte, con los de Cerceda tratando de encontrar su sitio en la pista, que llegaba un minuto después del 0-2 con un tanto de Payero de falta directa, quien no tardaba mucho más en igualar el partido con otro gol. Dos directas erradas por el propio Payero y Pau Bargalló daban paso al descanso.
Tuvo de todo el segundo periodo, con los dos equipos muy conscientes de que se estaban jugando tres puntos vitales para el objetivo marcado por cada uno de ellos. Se continuaba sin acierto en la bola parada, con David Torres fallando una directa mientras Martín Payero y Pablo Fernández tampoco acertaban por parte delCerceda. Quien sí lo conseguía era Adrián Candamio, que por primera vez colocaba a los locales por delante, que salían con mucho ímpetu en la reanudación, llegando con mucha más claridad y peligro a la portería de Malián.
Candamio fallaba otra directa con 15 minutos todavía por delante, aunque el Liceo tuvo dos claras ocasiones para empatar. Primero Pau Bargalló con una directa en el 38 y posteriormente Jordi Bargalló con un penalti en el 44. Ninguna de las dos terminaba en la red. Sí acertó Joan Grasas, que parecía poner la puntilla definitiva en el 46, aunque Jordi Bargalló no se rendía y segundos después transformaba una directa.
Con 4-3 y algo más de tres minutos para el final marcaba Jacobo Mantiñán en plena éxtasis local, viendo como ya quedaba poco para poder repetir aquello de diciembre de 2013. Oriol Vives hacía el cuarto de los verdiblancos a 15 segundos para terminar y ya no había tiempo para más. El Cerceda se aleja de los puestos de descenso (que está ya a cinco puntos), mientras que el Liceo se complica mucho la lucha por el título, con el líder, Barcelona, ya a nueve puntos.

El Liceo se aleja del título y el Cerceda, del descenso