El comercio del entorno de la plaza de Lugo se reactiva gracias al tirón de las nuevas tiendas de la compañía Inditex

La firma Tezenis abrirá sus puertas en Juana de Vega, frente a Massimo Dutti | javier alborés
|

La apertura de la flagship store o nueva tienda de referencia de Zara en A Coruña en la calle de Compostela el pasado mes de septiembre ha servido de impulso para que la plaza de Lugo y su entorno vuelvan a colocarse entre los activos inmobiliarios que suscitan más interés para las grandes marcas. Si bien esta zona nunca dejó de ser interesante para la apertura de nuevos negocios, desde hace algún tiempo son las compañías con mayor peso –tanto textiles como de servicios– las que han decidido implantarse allí.

Con un simple traslado de una acera a otra Inditex y el buque insignia del grupo, Zara, cambiaron notablemente la concepción del entorno de la plaza de Lugo como centro comercial abierto. La inauguración de un establecimiento más amplio, moderno y tecnológicamente avanzado disparó las posibilidades de los locales que se ofertaban en alquiler en las zonas aledañas.

Tras ese primer paso en septiembre vino el movimiento de Massimo Dutti desde su ubicación en Juana de Vega hasta el antiguo Zara, que sigue haciendo esquina con esa calle. Y desde esos dos momentos clave la aparición de novedades no ha cesado. De hecho, la compañía desmanteló hace unas semanas los espacios de Pull&Bear y Bershka en los exteriores del propio edificio del mercado para reformarlos por completo. Los obreros trabajan a destajo para cambiar la imagen de las dos firmas casi desde el ladrillo y los cimientos. Y así se mantiene activo el círculo.

Como han indicado en distintas ocasiones los profesionales del sector inmobiliario, la principal enseña de la multinacional y el gran número de público que mueve –incrementado si cabe por la centralización de varias de las tiendas que había en la ciudad en ese novedoso comercio– hizo confiar a muchos otros en las posibilidades del entorno, algo que cada vez se ve más acrecentado.

Del centro comercial a la calle
Si bien es cierto que el ensanche nunca ha tenido grandes problemas para llenar sus bajos, lo que antes se destinaba fundamentalmente a pequeñas tiendas de autónomos y emprendedores coruñeses ahora se combina entre esa oferta y grandes grupos que están llegando con fuerza.

Uno de los primeros en instalarse en la nueva ubicación fue Jack&Jones, que tras probar suerte con gran aceptación en el centro comercial Marineda City, se implantó también en el centro. Lo hizo en el local que Blanco dejó en la peatonal de la plaza de Lugo tras el concurso de acreedores. Una empresa de servicios como Sanitas también apostó por cambiarse de ubicación a una más amplia con acceso desde Sánchez Bregua y la calle de Picavia, en una manzana que comparte con la propia Zara.
La última en recalar en ese entorno ha sido 14OZ, que se decantó por un antiguo espacio de Massimo Dutti que quedó libre cuando la enseña de Inditex se centralizó en la calle de Compostela.


A esta lista se sumarán, de manera inminente, otros negocios que están en plenas reformas. Es el caso de Tezenis, la firma de ropa interior que también experimentó primero en Marineda City y que se ha decidido a dar el salto al casco urbano coruñés.

Mucho movimiento
Esta marca ocupará una antigua sucursal bancaria en Juana de Vega, frente a Massimo Dutti. Al tiempo que revive ese local que llevaba años sin arrendar, lo hará también el bajo de Auto Avión en la plaza de Ourense, donde la adecuación de la instalación a una nueva propuesta no se frena.

Cierto es que también hay inmuebles libres, tales como el de Caramelo, que liquidó hace poco la mercancía por el concurso de acreedores, y otros que han corrido la misma suerte del cierre en el mismo tramo de calle. Sin embargo, según los profesionales de la administración de fincas, esas manzanas de Distrito Picasso son demasiado jugosas como para que los espacios disponibles estén mucho tiempo vacíos.

El comercio del entorno de la plaza de Lugo se reactiva gracias al tirón de las nuevas tiendas de la compañía Inditex