Un hombre asesina en Monte Alto a su suegra y secuestra a su bebé de 21 meses

La víctima vivía desde hace un año con su hija y dos nietos en la calle de Gerión, en Monte Alto | patricia g. fraga
|

Ni los vecinos del edificio y, mucho menos, los de las calles próximas, se enteraron de lo sucedido hasta que el despliegue policial les sorprendió ya de mañana en la calle de Gerión, en Monte Alto. Horas antes, una mujer de 73 años e iniciales M.M.A. fue asesinada supuestamente en manos de la expareja de su hija, J.M.M.C., de 43, que acto seguido se fugó con su bebé, una niña de 21 meses que estaba al cargo de la abuela.
Fue sobre las cuatro y cuarto de la mañana cuando su hija llegó a casa y se la encontró postrada en el recibidor con un gran charco de sangre alrededor de la cabeza provocado al recibir, posiblemente, un fuerte golpe. La llevó un compañero de trabajo y minutos después de dejarla, recibió una llamada de ella en la que le contó lo ocurrido. Al parecer, fue él quien avisó a la Policía Local. La víctima vivía desde hace un año con su hija y dos nietos en el 3º centro del número 5, según un vecino, que aseguró que el padre solo iba de visita y que el mayor, de siete u ocho años, estaba anoche durmiendo en casa de una amiga de su madre.
A falta de que se le practique la autopsia, varias fuentes confirmaron a este periódico que el cuerpo no tenía heridas de arma y que el asesinato se produjo antes de las 23.30 horas porque a esa hora el supuesto autor llegó con la niña a una pensión de O Burgo con dos billetes de avión en el bolsillo, dispuesto a coger uno de los primeros aviones que despegan desde Alvedro con ella. No le dio tiempo.
Si bien el amigo de su excompañera llamó a la Local, esta avisó a la Policía Nacional y el 091 pidió refuerzos a la Guardia Civil, que se personó en el hostal de Culleredo. La operación transcurrió tan rápido que los del establecimiento se toparon de repente con el dispositivo y en cuestión de minutos “se llevaron al hombre”, con posibles síntomas de consumo de estupefacientes, “y al bebé”, que se encuentra en buen estado de salud. Al parecer, el cliente, con aparentemente normalidad, solicitó una habitación para esa noche: “No lo vimos alterado”. Fuentes de la Guardia Civil destacaron la rapidez de movimientos, sobre todo, porque así se pudieron evitar más capítulos de violencia. Así es que para garantizar la integridad de la niña, los agentes interceptaron al individuo sin forzar nada: “Lo cogieron por sorpresa”, señalan desde el cuerpo de seguridad. Así se lo entregaron al 091, que es quien se ocupa de la investigación. A su vez, el juzgado de instrucción número seis de A Coruña, que está al cargo del caso, decretó el secreto de las actuaciones mientras espera el paso a disposición judicial del detenido.
 

Violencia de género
Por su parte, desde el Ayuntamiento apuntan a que se trata de un caso de violencia de género y convocaron para hoy a las 12.00 horas un minuto de silencio en María Pita en señal de repulsa y en apoyo a la familia y personas cercanas a la víctima.
Además, se ponen a disposición de los allegados y, en concreto, de la madre de la niña e hija de la fallecida, a la que le ofrecerán asistencia, siguiendo el protocolo para los sucesos vinculados a las violencias machistas, que se expresan de diferentes modos, “tamén coa utilización dos menores”, señaló la edil Rocío Fraga.

Un hombre asesina en Monte Alto a su suegra y secuestra a su bebé de 21 meses