Una protesta de los empleados de Alcoa bloquea el acceso a la planta con un barrera de fuego

El Ideal Gallego-2015-11-12-008-f863006d_1
|

Con neumáticos ardiendo y  el ruido continuo de petardos “para dar ambiente”, los trabajadores de Alcoa mantuvieron durante una hora el bloqueo de la entrada al recinto de la fábrica de aluminio, en protesta por la oscuridad en la que les mantiene la multinacional americana respecto al futuro de la planta herculina. Desde las cinco de la tarde, y durante una hora, una columna de humo negro pudo divisarse desde cualquier punto de la ciudad, marcando el lugar donde los trabajadores protestaban. El acto había empezado a las cuatro y media de la tarde. 
“La empresa se niega a clarificar nuestro futuro”, protestó José Corbacho, presidente del comité de empresa. A primeros de septiembre se celebró una subasta eléctrica, en la que Alcoa no consiguió toda la energía que precisaba al precio adecuado. Este factor, unido a la falta de inversiones en la modernización de la maquinaria, ponen en peligro la rentabilidad de la planta herculina. “Alcoa ha anunciado un recorte de 50.000 toneladas de aluminio en sus fábricas norteamericanas, y nosotros sabemos que estamos en el disparadero”, aseguró Corbacho. 
Hace un mes visitó las instalaciones el presidente de Alcoa en España, Rubén Bartolomé, pero sin aclarar nada. Bartolomé se escudó en el hecho de que se está revisando a “nivel mundial” todas las factorías que fabrican aluminio para la multinacional americana, y este argumento no ha cambiado, a pesar del tiempo transcurrido.

campaña
Desde entonces, los trabajadores han mantenido una campaña de movilizaciones tanto para conseguir que la empresa desvele cuáles son sus planes como para presionar al Gobierno central para que cambien de una vez por todas el actual sistema de subasta eléctrica, que consideran que amenaza la competitividad de las empresas que, como la fábrica de aluminio, necesitan grandes cantidades de energía para funcionar. “Necesitamos un modelo distinto, más justo y transparente”, destacaron desde el comité.
A su juicio, se pueden “copiar” los modelos de otros países europeos que son aplicables a España. “El nuestro, aparte de perverso, es antiguo y aboca siempre a la misma empresa a sufrir esta situación”, criticó.  
La otra amenaza para los 400 puestos de trabajo de Alcoa es el actual mercado del aluminio. Con un gran volumen de exportaciones de aluminio desde China, hacen que el precio del material que producen haya bajado, de ahí que Alcoa haya decidido realizar recortar su producción. Para Corbacho, este movimiento no es más que el preludio de otro mayor, para dividir la empresa en dos y deshacerse así de las plantas que no son rentables, las que no crean productos con valor añadido.

Una protesta de los empleados de Alcoa bloquea el acceso a la planta con un barrera de fuego