Hora de desperezarse

07 octubre 2019 Fútbol Segunda División Temporada 2019-2020 Deportivo - Almería 0-0
|

El estadio Juegos Mediterráneos acogerá esta noche un encuentro entre dos conjuntos necesitados de confianza y de puntos en la clasificación para cumplir sus respectivos objetivos. Almería y Depor dirimirán un pulso de clubes deprimidos, que en las últimas jornadas se han encasquillado.

El Deportivo, exigido por su escasa renta de puntos respecto a la zona de descenso, debe rehacerse después de tres encuentros consecutivos sin triunfo. No en vano, han sumado solo dos de las nueve unidades en litigio con sus empates frente a Girona y Lugo y su derrota ante el Zaragoza.

En esta ocasión, los blanquiazules rendirán visita a otro conjunto urgido por una mala serie de resultados que le han hecho caer de la zona de ascenso directo hasta la tercera plaza que actualmente ocupa; y es que el proyecto multimillonario del Almería se tambalea tras seis jornadas seguidas con tropiezos y su entrenador, José María Gutiérrez, en el alambre.

Con el objetivo de poner contra las cuerdas y mandar a la lona a un adversario ‘groggy’, el RC Deportivo de Fernando Vázquez debe disipar las dudas que dejó el insulso empate 0-0 de la semana pasada en el derbi gallego ante el Lugo.

Los herculinos, a pesar de tener más posesión que en choques anteriores, fueron incapaces de generar peligro y de marcar en casa.

Ahora le corresponde el turno de reactivarse como visitante, en un estadio que no se le da especialmente bien y en donde solo venció una vez en partido oficial, en la campaña 08-09 por un marcador de 0-1, con gol obra de Verdú. 

Mismo sistema 5-4-1
Aunque a lo largo de la semana el preparador herculino ha testado innumerables alternativas tácticas, lo más probable es que esta noche sigue confiando su suerte al 5-4-1 por el que abogó desde su llegada.

Después de haber sido colista de la Liga SmartBank y de haber estado prácticamente desahuciado, el cuadro herculino supo enlazar siete jornadas seguidas ganando.
Sin embargo en las tres últimas el equipo ha perdido un ápice de fuelle y sus rivales han sabido contrarrestar sus principales argumentos.

Vázquez, que recupera a Gaku para su medular tras sanción, diseñará un once prácticamente idéntico al del pasado fin de semana, con la salvedad de la entrada del citado medio japonés en lugar de Vicente Gómez.

Siempre con Dani Giménez bajo palos, la zaga de cinco hombres estará integrada por Mujaid, Peru y Montero en el eje, flanqueados por Bóveda en la derecha y Mollejo en la izquierda.

El doble pivote será patrimonio del capitán Álex Bergantiños —que esta semana también probó de central— y Gaku; en zona de tres cuartos Çolak y Aketxe están llamados a poner calidad, último pase y pegada, mientras que en punta de lanza Sabin Merino tendrá otra nueva oportunidad de engordar sus estadísticas goleadoras.

La misión de puntuar a domicilio en el Juegos Mediterráneos no será ni mucho menos sencilla pese a las bajas que acumulan los de José María Gutiérrez; en este sentido, el Almería no podrá contar por lesión con los servicios de Coric, Petrovic, Ibiza y Lazo.

Una escuadra que incomprensiblemente no ha podido perforar la meta rival en sus tres últimos envites como local dispondrá, sin embargo, de mucha calidad en los metros finales, con la eficacia del internacional uruguayo Darwin Núñez —10 dianas— y con la calidad y la raza de un talento como Juan Muñoz.

A pesar de la distancia entre A Coruña y Almería, el RC Deportivo no se sentirá desamparado en un feudo que registrará una buena entrada; no en vano, alrededor de un centenar de aficionados —algunos de ellos viajarán con el propio equipo— arroparán a un Depor que podría respirar algo más aliviado en caso de regresar con los tres puntos en su poder.

Hora de desperezarse