“Justine” deja rachas superiores a 120 kilómetros por hora en Viveiro

Vista del estado del mar en la localidad de Rinlo, cerca de Ribadeo | eliseo trigo (efe)
|

El paso de la borrasca “Justine” por Galicia dejó rachas superiores a los 120 kilómetros en algunos puntos de la costa coruñesa y lucense, donde ayer está activa la alerta roja por oleaje.

Los datos de MeteoGalicia muestran que las rachas máximas se registraron en Viveiro y Cedeira, en las estaciones de Penedo do Galo y Punta Candieira, con vientos que superaron los 124 y los 122 kilómetros por hora, respectivamente.

Estas cifras se superaron en las estaciones situadas por encima de los 900 metros de altura, especialmente en O Xistral (Muras), donde se registró una racha máxima por encima de los 140 kilómetros por hora.

Sin incidencias graves

No obstante, la borrasca no provocó incidencias de gravedad en el territorio gallego.

Ayer el 112 dio aviso por riesgo de desbordamiento de los ríos Lérez y Miñor, situados respectivamente en los municipios de Pontevedra y Gondomar, debido a las intensas lluvias.

La Rede de Aforos de Augas de Galicia detectó que el caudal de estos cursos fluviales se incrementó de forma significativa debido a las precipitaciones registradas por lo que existe riesgo de crecidas y desbordamientos en el entorno.

De hecho, la Xunta mantiene activado el Plan Especial para o Risco de Inundacións en Galicia (Inungal) e insta a atender las medidas de precaución necesarias para evitar riesgos.

Los puntos que registraron mayor acumulación de agua han sido Lousame y Boiro, ambos en la provincia de A Coruña, con 67,5 litros por metro cuadrado y 52,1, ambos en la jornada del viernes.

Este sábado se esperaban olas de más de ocho metros en la Costa da Morte, el litoral noroeste coruñés y la Mariña luguesa, mientras en el resto de la cosa permanece en aviso naranja por mar combinado, con olas de entre cinco y ocho metros, así como por vientos de fuerza 7 y 8.

Para hoy se esperan abundantes lluvias en el norte de España debido a la entrada por el noroeste de una nueva borrasca atlántica y a que la borrasca “Justine” se desplazará del golfo de Vizcaya hacia el Adriático, informó la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Así, se esperan precipitaciones abundantes en el extremo noroeste peninsular, País Vasco, norte de Navarra y Pirineos, que podrían ser localmente persistentes en el oeste de Galicia, norte del País Vasco, de Navarra y de Huesca, con nevadas significativas en Pirineos.

De forma más débil, dispersa y ocasional, afectarán también a otras zonas de la Península y Melilla, de forma más intensa en montaña y el Estrecho.

“Justine” deja rachas superiores a 120 kilómetros por hora en Viveiro