Negreira garantiza que se “blindarᔠla Torre con la prohibición de construir en el Agra de San Amaro

|

El Ideal Gallego-2011-06-28-002-d1eeffb6En el día en que la Torre de Hércules cumplía dos años como Patrimonio de la Humanidad, el alcalde, Carlos Negreira, dejaba clara su intención de defender el título por encima de todo y eso incluía, indicó, evitar la construcción de los cinco “mamotretos” proyectados en el Agra de San Amaro, que taparían el faro. El Ayuntamiento estudia alternativas, como la de compensar a los promotores con edificabilidad en otras zonas de la ciudad, pero, según el regidor, ninguna pasa por permitir que se levanten edificios en la zona. Se muestra dispuesto a escuchar la propuesta de los propietarios, que hablan de rebajar el impacto de la urbanización, si bien les advierte de que el “blindaje” del monumento será su prioridad.

lorena fernández > a coruña


  El Ayuntamiento no permitirá que se construyan edificios en el Agra de San Amaro que puedan ir en contra de la declaración de la Torre de Hércules como Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco. Esta idea fue la que quiso dejar clara ayer el alcalde, Carlos Negreira, el día en el que se cumplieron dos años de la obtención de este reconocimiento. A falta de actos conmemorativos, el regidor quiso celebrar la efeméride con un compromiso explícito de defensa del monumento.
Tras reunirse con el presidente del Instituto de Estudios Torre de Hércules, Segundo Pardo-Ciórroga, el regidor manifestó que su objetivo para estos cuatro años será “evitar que la presión urbanística en el entorno sea algo que nos impida disfrutar del reconocimiento de la Unesco, que no haya ‘mamotretos’ al lado que lo pongan en peligro”. Para ello, insistió en que su gabinete ya está trabajando en la búsqueda de alternativas para evitar que se levanten los cinco inmuebles proyectados en el área de amortiguamiento del faro romano, algo que, recordó Negreira, es fruto de una situación heredada del anterior ejecutivo municipal, que “en 2009 suspendió las licencias municipales excepto en el Agra de San Amaro”.

Compensaciones > Una de las principales opciones que baraja el gobierno local es la de compensar a los promotores del polígono con edificabilidad en otros puntos de la ciudad, aunque “puede haber otras fórmulas que no se descartan para dar seguridad jurídica al asunto”. El popular también abre la puerta a recibir a los propietarios de este ámbito para escuchar sus soluciones, que básicamente pasan por construir en la zona, pero reduciendo el impacto de la urbanización. Les advierte, sin embargo, que cualquier opción debe llevar la intención de “blindar” el monumento.
Pardo-Ciórroga, por su parte, se mostró partidario de prohibir cualquier tipo de edificación en este espacio, haciendo alusión a las disposiciones del órgano internacional que obligan al “desarrollo y fortalecimiento del control urbanístico” en el área cercana a la Torre, así como al informe de la Dirección Xeral de Patrimonio que establece que “no puede haber construcciones ni por encima ni por debajo de la rasante”. “Está escrito por la Xunta, no es algo que diga el instituto”, apuntó.

Comisión > Más allá del ámbito urbanístico, para “formalizar el compromiso de todos los coruñeses con la Torre”, el alcalde también anunció su decisión de que la entidad que dirige Pardo-Ciórroga forme parte de la comisión de seguimiento “que va a velar por el futuro” del faro. Desde el instituto, su presidente agradeció la sensibilidad del ejecutivo y dedicó el ofrecimiento al fallecido José Luis Vázquez Iglesias “Manito”, que en su día inició la andadura para que el faro se acabara convirtiendo en Patrimonio de la Humanidad. Ante el propio Negreira y la concejala de Turismo, María Luisa Cid, reclamó el fomento del turismo y las visitas al monumento como algo “fundamental”.

 

Negreira garantiza que se “blindarᔠla Torre con la prohibición de construir en el Agra de San Amaro