Anido negocia fuera de la provincia una solución para la ayuda a domicilio

16 noviembre 2012 sada.- pp y pdsp discrepan sobre la validez del informe que justifica la expulsión de rodríguez ares

El plazo otorgado por la empresa Bogar para dejar el servicio de ayuda en el hogar en el municipio de Sada se cumplió ayer. Por ello, en vista de que la reunión mantenida el pasado viernes a tres bandas –Ayuntamiento, trabajadoras y la citada empresa– no terminó de aclarar la situación sino todo lo contrario, el alcalde, Ernesto Anido, ha decidido encargarse personalmente de la resolución del conflicto con el objetivo de que no sean más días de los necesarios los que los dependientes de la localidad se queden desatendidos.

El alcalde se encarga personalmente de garantizar la atención a los dependientes

Un extremo que podría darse en la jornada de hoy. Hay que recordar que la pasada semana, concretamente el miércoles, tanto la concesionaria anterior, Galicia Saudade-Xentes, como la que estaba operando de manera eventual, Bogar, estaban citadas en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) junto a las trabajadoras que fueron en su día contratadas por la primera compañía y a las que se les adeudan siete meses de salario.

Allí, Bogar presentó la documentación necesaria para dejar el servicio y se constató que el plazo que había dado al Ayuntamiento finalizaba ayer, día 10.

 

contrarreloj

Por este motivo, los usuarios de este servicio, en principio, no recibirán a ninguna trabajadora hoy en sus casas. Y no lo harán hasta que las reuniones que, a contrarreloj, está manteniendo Anido, lleguen a buen puerto.

Ayer, sin ir más lejos, el regidor se desplazó fuera de la provincia de A Coruña acompañado por una de las máximas responsables del departamento de Servicios Sociales para mantener un encuentro con una empresa que, al parecer, está dispuesta a asumir el servicio hasta que se resuelva el concurso que se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el pasado viernes y que dé con una nueva adjudicataria de la ayuda en el hogar en el municipio sadense.

Para la jornada de hoy está prevista una nueva reunión, esta vez en el Ayuntamiento, que será otra vez a tres bandas, pero en este caso la empresa que se sentará en la mesa es la que se trajo Anido ayer bajo el brazo.

La solución parece ahora en manos de las trabajadoras y la voluntad que tengan de renunciar a las nóminas que Galicia Saudade-Xentes les adeuda. Es decir, que adopten el compromiso de incluir una cláusula o similar en la que se asegure que no le reclamarán a la empresa entrante los atrasos de sus salarios.

Es precisamente este aspecto el que, en los últimos meses, ha echado para atrás a las compañías con las que durante todo este proceso se ha negociado para cubrir la ausencia de Galicia Saudade –a la que se le rescindió el contrato el pasado mes de octubre por incumplimiento del mismo–, de ahí que no se haya llegado a ningún acuerdo a pesar de que en algún momento las empleadas llegaron a decir públicamente que renunciarían si no a todo, sí a parte del dinero que se les adeuda con tal de poder volver a trabajar.

Anido negocia fuera de la provincia una solución para la ayuda a domicilio

Te puede interesar