Usuarios del ambulatorio de San José denuncian la avería de sus ascensores

El ambulatorio de San José, en la calle del Comandante Fontanes | pedro puig
|

Ir al médico es, habitualmente, sinónimo de alivio y ayuda. Para los usuarios del ambulatorio de San José, en la calle de Comandante Fontanes, durante los últimos meses la situación significa todo lo contrario. “En el centro hay dos ascensores y, cuando no está estropeado uno, lo están los dos”, explica una coruñesa que acude a este ambulatorio con su familia.

Las quejas ya han sido trasladadas al Ayuntamiento desde el mes de octubre, pero la realidad del edificio es la misma a día de hoy, según indica la usuaria afectada. “La semana pasada los dos ascensores estaban averiados y se podía ver a ancianos de más de ochenta años subiendo las escaleras”, lamenta. Son también repetidos los episodios de personas encerradas en estos elevadores por su falta de reparación y control, afirma.

La alcaldesa, Inés Rey, explicó la pasada semana que no se trata de una cuestión municipal, sino de la Xunta

Esto no solo supone un obstáculo para las personas de avanzada edad, sino que los más pequeños y la gente con accesibilidad reducida se ven directamente afectados. “El dentista está en la quinta planta y el pediatra en la cuarta. ¿Qué ocurre con la gente en silla de ruedas o con los padres que acuden con sus hijos en carrito?”, se pregunta la coruñesa. Y es que, tal y como reconoce, el ambiente en San José es de “cansancio generalizado con el estado del edificio”. Este hartazgo no solo afecta a los accesos al edificio. Las denuncias también tienen que ver con la disponibilidad de los facultativos y las condiciones del material que se usa en las consultas a los pacientes. “Cuando el pediatra está de baja no puedes pedir cita y el Sergas indica que la agenda está cerrada, por lo que te derivan al Materno”, reconoce. A esto se le añade que “si un médico se jubila o coge vacaciones, no hay personas que lo sustituyan y, una vez más, cierran la agenda para no pedir citas”, dice la usuaria.

 

Material “obsoleto”

El papel de los administrativos del centro es “excepcional”, y, tal y como sostiene, “hacen lo que pueden y gracias a ellos las cosas no van peor”. En cuanto al material, la coruñesa indica que está “obsoleto y caduco”. “La luz del dentista se cae y tiene que aguantarla una persona de refuerzo, porque por sí sola no se mantiene”, admite. La conclusión, por parte de esta usuaria “y muchos más que gestionan quejas y peticiones de forma diaria”, es que el material con el que se trabaja “necesita una renovación”.  

La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, se manifestó la pasada semana acerca de las denuncias sobre el mal funcionamiento de los ascensores de San José. Así, lamentó que no se trata de una cuestión municipal, sino de la Xunta.

Usuarios del ambulatorio de San José denuncian la avería de sus ascensores