El poblado de As Rañas suma chabolas mientras se desmantela el de A Pasaxe

Zona en la que se están levantando las nuevas infraviviendas de As Rañas | pedro puig
|

Hoy por hoy, la atención del problema del chabolismo está centrada en A Pasaxe, ya que los residentes de este poblado suman unas 200 personas. Pero el Ayuntamiento tiene censados en toda la ciudad a 511 chabolistas, puesto que el municipio también están los asentamientos de O Campanario y As Rañas. Y mientras en A Pasaxe el Ayuntamiento calcula que derribará doce infraviviendas vacías en diez días, en As Rañas se están construyendo dos nuevas infraviviendas, según denuncian fuentes del entorno.
Son 23 familias de etnia gitana las que viven en este asentamiento, que existe desde hace más de veinte años. Se construyó al mismo tiempo que el de Penamoa, cuando las familias gitanas fueron expulsadas de la zona de A Cubela debido a la presión urbanística y acabaron dispersándose en varios núcleos chabolistas. A diferencia de la ya desaparecida Penamoa, o de A Pasaxe, el poblado se levanta sobre terreno particular, propiedad de las familias que han construido allí sus viviendas, aunque de forma ilegal, dado que no es terreno urbanizable. Están hechas de ladrillo, y muchas tienen dos plantas, gracias a dos planes de autovivienda promovidos en su día por sendas corporaciones socialistas. El último de ellos data de 2007.
Hace unos años, en diciembre de 2014, el poblado pareció recibir un golpe fatal cuando los propietarios de esos terrenos empezaron a recibir notificaciones de expropiaciones para la construcción del vial de acceso al Puerto Exterior de la AC-14 (la Tercera Ronda). Presentaron alegaciones pero, desde entonces, nada ha pasado, y el poblado poco a poco ha ido creciendo: “No es que haya venido gente, es que nacen niños y la gente se casa”, explican fuentes próximas. Ahí radica la justificación de la construcción de dos nuevas viviendas porque, como señalan estas mismas fuentes, “ven que nada se mueve y que van a estar ahí y se confían”.
Narcotráfico
Aún más grave es que en el poblado se está traficando con droga en dos chabolas, por lo menos. Hasta el año pasado, el poblado de As Rañas era en donde mejores condiciones detectaba Servicios Sociales del Ayuntamiento a nivel de convivencia, con “autocontrol interno” sin problemáticas “graves” de delincuencia y unas relaciones externas “buenas”. Pero todo cambió el pasado verano.
Fue entonces cuando las autoridades comenzaron a recibir denuncias de varios vecinos de que cada vez eran más los extraños que se acercaban por la zona y fuentes de la Policía Nacional confirmaron que tienen fundadas sospechas de que alguien del lugar se dedica al menudeo, sobre todo de heroína y cocaína.
Los visitantes no suelen acceder al poblado por su entrada principal, situada entre las vías del tren y la Tercera Ronda, sino que prefieren ingresar por una pista forestal situada en un cota más elevada del monte A pie o en coche, algunos llegan a visitar el poblado hasta cuatro veces al día, según los testigos que han observado sus movimientos. l

El poblado de As Rañas suma chabolas mientras se desmantela el de A Pasaxe