Novo Mesoiro insta al Ayuntamiento a que acelere las obras de su pulmón verde

Arce Jardinería ha comenzado la construcción de la caseta para aperos de labranza patricia g. fraga
|

Los vecinos de Novo Mesoiro están expectantes ante las mejoras que se anuncian para el barrio en forma de zonas verdes para el disfrute de residentes de todas las edades. Sin embargo, algunas de esas obras acumulan retrasos  por lo que la asociación vecinal apura al Ayuntamiento para que remate e inaugure cuanto antes todos los proyectos que mantiene abiertos.
El estreno más inminente parece el de la ampliación del parque que se construyó tras los edificios –en el que se celebraron este año las fiestas estivales–,  que linda con el polígono de Pocomaco. Más que nada porque según el presidente de la Asociación Vecinal de Novo Mesoiro, Nilo Moreno, tan solo falta la “inauguración oficial” pues los caminos se abrieron para la carrera que se celebró recientemente.  
Aunque asegura que el gobierno municipal no les facilitó plazos de ejecución, Moreno critica que “en el proyecto base se diera a entender que iban a colocar mesas y barbacoas que no están en ningún lugar”. Pese a haber desbrozado y talado árboles para recuperar el entorno quedan esos flecos sueltos que generan un pequeño malestar.
Sin embargo, lo que más preocupa es el retraso a la hora de firmar el convenio para la construcción del corredor verde entre las calles de la Ribeira Sacra y Fragas do Eume. Hace meses el Ayuntamiento solicitó a la asociación que consiguiese la cesión de los terrenos por parte de cada comunidad de vecinos para poder adecentar un lugar peligroso e insalubre para los residentes.
Desde que en verano se entregaron los papeles preceptivos al ejecutivo no han obtenido respuesta. “Seguimos a la espera de la firma”, lamenta el presidente, que a principios de junio reclamaba que la inversión se incluyese en los presupuestos de 2014. También en la parte alta del barrio están a medias los prometidos huertos urbanos.
“Ahora se han dado un poco de prisa porque llevaban mes y medio parados”, asegura Moreno, y es que el pliego de condiciones recogía la necesidad de ejecutarlos en un plazo de cuatro meses que termina a mediados de enero. Lo único cierto es que solo se ha levantado la base y las columnas de lo que será la caseta para guardar los aperos de labranza y se han marcado los espacios que ocuparán los huertos, uno de los cuales ya está cercado. En la finca hay tuberías por instalar para el riego.
Al margen de estos problemas, los vecinos se quejan por la falta de alumbrado navideño y tachan de “denigrante” la discriminación frente a otras zonas cuando se ha aumentado el presupuesto para esta partida.

Novo Mesoiro insta al Ayuntamiento a que acelere las obras de su pulmón verde