El otro Riazor Blues que fue arrojado al río se quedó sin declarar

|

Había sido citado para prestar declaración exhorto en el Juzgado de Instrucción número 8 de A Coruña con el objetivo de que ampliara la que había hecho con anterioridad en Madrid, pero Santiago A. M., que fue arrojado al Manzanares en la pelea del 30 de noviembre del año pasado, según la versión policial, por los mismos que tiraron a Jimmy, solo pudo confirmar su versión y se quedó sin ofrecer más detalles al no existir interrogatorio alguno.
El motivo, según fuentes próximas a la defensa de los Riazor Blues detenidos hace casi once meses en Madrid, es que el juez que lleva la instrucción en la capital, Pedro Merchante, no envió a la jueza de A Coruña ni los tomos del caso ni un cuestionario para formularle preguntas.
Así que Santiago solo pudo ratificar sus anteriores declaraciones en calidad de denunciado. 
Este hincha del Deportivo es una de las figuras claves de la instrucción del caso que investiga el asesinato de Jimmy.
La Policía sostiene que los que le arrojaron al Manzanares aquella mañana de noviembre son los mismos que acabaron con la vida de Jimmy. Sin embargo, el juez les dejó en libertad en mayo porque considera que las fuerzas del orden cometieron un error en la identificación de la persona que fue arrojada al río en primer lugar, Santiago, y no Jimmy.
La Policía apuntó en su investigación que entre la caída de uno y otro pasaron solo 43 segundos y fue el mismo grupo el responsable de que ambos acabaran en el Manzanares, donde Jimmy perdió la vida.

el cierre de la instrucciñn
La defensa de los Riazor Blues denunciados espera que la instrucción no se cierre sin que declare, tal y como ha solicitado, el testigo protegido que ante la Fiscalía de Menores identificó a los presuntos autores materiales de la muerte de Jimmy. Esa declaración se produjo en una investigación paralela del Ministerio Público contra dos menores por riña tumultuaria, pero está la margen de la causa que lleva el juez Merchante.
Precisamente, la defensa de los ultras coruñeses teme que el caso de Jimmy también acabe juzgándose por riña tumultuaria, sin que nadie se siente en el banquillo de los acusados por el asesinato de Jimmy.
Paralelamente, al estar demostrado quiénes son los que arrojaron a Santiago al Mazanres, lo lógico es que el juez les impute bien un delito de lesiones o uno por intento de homicidio. En este sentido, la defensa de los Riazor Blues considera que el hecho de que Santiago corriera mejor suerte que Jimmy fue fruto de la casualidad, porque también podría haber fallecido en el río después de haber sido agredido y de que le lanzaran objetos desde la ribera del Manzanares.

concentración
Al igual que el pasado domingo antes del encuentro ante el Athletic de Bilbao, por las redes sociales se convocó una concentración a las puertas del Juzgado de A Coruña coincidiendo con la citación de Santiago para prestar declaración.
Algo más de cincuenta personas, entre ellas la madre de Jimmy, acudieron a la convocatoria de la plataforma ‘Jimmy sempre con nós’ y pidieron justicia para que el asesinato del aficionado del Deportivo a manos del Frente Atlético no quede impune.
En la concentración, que tuvo lugar a partir de las 11.30 horas, participaron miembros de Riazor Blues y rostros conocidos como el de la presidenta de la Federación de Peñas del Deportivo, Tania Gómez, que se presentó a título individual para expresar su apoyo a los amigos del deportivista fallecido en Madrid.

El otro Riazor Blues que fue arrojado al río se quedó sin declarar