Una historia sobre superpoderes que sirve de ópera prima a Zeltia Regueiro

Zeltia Regueiro publica su primera novela | javier alborés
|

Zeltia Regueiro (A Coruña, 1986), periodista del diario dxt campeón, tenía un sueño: editar su propia novela, una meta que ha conseguido al lanzar “240” con el grupo editorial Letrame.

“Empecé a escribir la historia en 2009 y lo dejé porque no sabía hacia dónde llevar la historia. Un día, no hace mucho, vi en redes sociales un anuncio de la editorial Letrame y me informé para autoeditarlo”, explica la periodista, quien se muestra “satisfecha” de haber logrado una de sus metas literarias.

Aunque inicialmente la novela comenzó en gallego, ahora ha sido traducida y ya está a la venta en Amazon, Casa del Libro y librerías de la ciudad como Berbiriana, donde se presentará el 28 de marzo. “Es maravilloso poder ver la novela en una librería. Puede gustar más o menos, pero para mí ya es un premio”, dice Zeltia.

La obra gira en torno a Javier, un hombre que tiene la habilidad de influir en la vida de los demás, un eje sobre el que giran temas como el amor, la vida o la muerte

La obra, cuenta, gira en torno a Javier, un protagonista que tiene poder para influir en la vida de los demás. Con este eje central de ciencia ficción, Regueiro teje una historia en la que mezcla temas como el amor, la amistad, la vida o la muerte, entre otros.

“Los que la han leído me dicen que podría encajar como literatura juvenil, tiene sentido, porque cuando la empecé a escribir fue hace diez años... Espero que le guste a la gente”, comenta, y añade que tiene otras historias en el cajón, “pero requieren más tiempo y documentación”.

 

Autoedición

El título, “240”, es porque la trama se desarrolla en casi diez días y 240 son las horas que contiene ese período. El libro es autoeditado pero contó con ayuda en el diseño de la portada: “Mi primo Brais es diseñador gráfico y me ayudó”, desvela.

Lo importante de haber publicado su primera novela, dice Regueiro, es “haber perdido el miedo a la autoedición”. “Esto demuestra que todo el que quiera puede hacerlo”, apunta, y agradece a sus padres la pasión por la lectura que le inculcaron, ya que desde pequeña se declara fan de autores como Roald Dahl, Lorenzo Silva o Agustín Fernández Paz.

“240” tiene un destinatario especial: “Se lo dedico a mi tío, que falleció hace tres años inesperadamente y fue un duro golpe. Va para él”, concluye la autora.

Una historia sobre superpoderes que sirve de ópera prima a Zeltia Regueiro