Feijóo “lanza” treinta medidas para acabar con el “terrorismo incendiario”

Feijóo comparece en el pleno del Parlamento | xoán rey (efe)
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, situó de nuevo al “terrorismo incendiario” como responsable de la ola de incendios que afectó a Galicia a mediados de octubre y en la que murieron cuatro personas. Enfrente, la oposición le reprochó que se “esconda” tras “una cortina de humo” y le exigió depurar responsabilidades con ceses en su Gobierno, para ser “creíble” y poder después acordar las bases de un cambio en la política forestal autonómica.
En una comparecencia parlamentaria en la que las intervenciones de Feijóo y de los grupos sumaron las tres horas, el presidente recordó a las víctimas, reconoció el trabajo de los equipos de extinción y cargó con dureza contra los incendiarios. “Galicia no arde, a Galicia la queman; y esto no es una opinión personal, sino una conclusión de los investigadores: tres de cada cuatro fuegos no son por causas naturales, y la mayoría son intencionados”, aseveró. “Los primeros análisis apuntan a la misma tendencia en los 264 fuegos que surgieron en Galicia” en la ola de octubre, esgrimió, para señalar que son los policías los que deben decir “si hubo o no una trama”, pero convencido de que, quien prendió fuego “sabe que puede generar terror”.
A su juicio, “los que atentan indiscriminadamente contra todo y contra todos ponen en riesgo vidas humanas y acaban con ellas no son individuos que prendieron fuego a unos árboles, sino que sus actos son propios de terroristas”. “Y lo que hacen no tiene otro nombre que terrorismo incendiario. Y hay que acabar con los incendiarios y con el terrorismo incendiario”, proclamó.

“Vamos a por ellos”
“Porque el riesgo cero no existe mientras haya incendiarios”, añadió, tras pedir el apoyo de la oposición a una batería de 30 medidas y de ofertar una comisión específica en la Cámara en la que articular un pacto forestal. A continuación, insistió en que “todos los esfuerzos” serán inútiles si no se “pone coto a los auténticos y últimos responsables de esta lacra”: los incendiarios.
La tesis del “terrorismo incendiario” de Feijóo topó de frente con el rechazo del portavoz de En Marea, Luís Villares; PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga; y BNG, Ana Pontón. La dirigente nacionalista afeó a Feijóo que use “a los medios públicos” para construir “un relato autoexculpatorio” y, admitió que a Galicia “la queman los incendiarios”, pero también “las políticas pirómanas de la Xunta y las puertas giratorias de Ence”.
Como posteriormente hizo Villares, la nacionalista comparó lo ocurrido con el “Prestige”. “Los alcaldes se pusieron al frente con una Xunta ausente y miles de personas tuvieron que coger los capachos del “Prestige”, esta vez para frenar el chapapote de los incendios”, sentenció, antes de aconsejar al presidente seguir “el consejo” que él mismo dio durante la ola de incendios de 2006 y destituir a la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez.
También Leiceaga pidió el cese de la conselleira y al responsable de política forestal de la Xunta, Tomás Fernández-Couto. El socialista ironizó, además, con que “no hay trama más improbable” que la que puedan constituir el autor de una quema “imprudente” por “hacer una barbacoa y una señora de 70 años”. “De terrorismo incendiario, nada”, descartó.

Dura intervención
La intervención más dura fue la de Villares, quien criticó a un Feijóo “incompetente e incapaz” que “frivoliza” con el “terrorismo” y que se “escondió” detrás de la “manipulación” de los medios públicos. De hecho, a la petición de ceses de Fernández-Couto y Vázquez, el dirigente rupturista sumó la demanda de las destituciones del director xeral de Emerxencias, Luis Menor; el vicepresidente, Alfonso Rueda; y el director xeral de la Crtvg, Alfonso Sánchez Izquierdo, al que ha responsabilizado de “una intoxicación masiva” de la población gallega.
“Mientras los vecinos pensaban en cómo salvar su casa, Núñez pensaba en cómo salvar su cara. La noche del domingo negro el único que se rindió fue el presidente, cuando el fuego quemó su fachada de cartón piedra de buen gestor”, dijo Villares, mientras que Ana Pontón sugirió que se movilizaron helicópteros solo para que estuviesen en una visita de Vázquez a Cervantes y se preguntó si hay “malversación”, una acusación que Feijóo calificó de “falacia”. l

Feijóo “lanza” treinta medidas para acabar con el “terrorismo incendiario”