El Ayuntamiento busca una alternativa más segura a la tradicional Cabalgata de Reyes

el ideal gallego-2020-10-30-016-7620647e
|

El Ayuntamiento está estudiando las medidas a adoptar de cara a las fiestas navideñas. En un momento en el que el número de contagios no para de crecer y se ha declarado el toque de queda, cualquier previsión de mantener actividades multitudinarias, como la Cabalgata de Reyes, parece una imprudencia y, de hecho, fuentes municipales apuntan a que no se celebrará como tal, sino que se está buscando una alternativa segura.

Eso significa que, por primera vez en décadas, esta cita navideña no tendrá lugar. A estas alturas los preparativos ya están en marcha, pero desde el Ayuntamiento todavía no han informado de qué forma se llevará a cabo la programación cultural de la Navidad, pero están seguros de que no incluirá el recorrido por las calles de Sus Majestades de Oriente porque es imposible evitar las aglomeraciones en las aceras y plazas.

Pequeñas actuaciones como pasacalles, sin aviso previo para evitar que se reúnan demasiados espectadores, o felicitaciones telemáticas de los Reyes a los niños coruñeses son algunas de las opciones que se barajan. Por lo demás, siguen en pie los planes de instalación del alumbrado navideño, en el que este año se invertirán 470.000 euros, un 40% más que en 2019, en un intento de salvar lo que se pueda de las ventas navideñas.  

Premios Picadillo

También con ese mismo objetivo, tratar de fomentar los negocios coruñeses, el  concejal de Turismo, Juan Ignacio Borrego y la  gerente de Turismo, Lanzada Calatayud, presentaron ayer la XVII edición de los Premios de Tapas Picadillo, en el que las votaciones se harán telemáticamente.

En esta ocasión participan 63 establecimientos con un total de 78 tapas. De ellas, 47 lo harán  en la categoría tradicional y 31 en la creativa. Además, 20 tapas participan también en la categoría maridaje que este año incluye la denominación de origen de  Valdeorras. Además, como recordó el concejal de Turismo, 31 de dichas tapas son aptas para celíacos.

El Ayuntamiento busca una alternativa más segura a la tradicional Cabalgata de Reyes