Los jóvenes empresarios denuncian que las obras en locales están paradas

09 octubre 2015 A Coruña.- La tienda Luna Lunera se traslada al local de Porvén El negocio de Riego de Agua está en liquidación
|

Los empresarios y autónomos de A Coruña aseguran que algo falla en la ciudad en los últimos meses. Este sector, verdadero artífice del movimiento económico, coincide con otros colectivos al asegurar que la parálisis política se traduce en que esta situación se transmita a sus ámbitos de trabajo. La Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE Coruña) afirma que no se facilitan las licencias para “obras mayores” en inmuebles, que son prácticamente todas las que pueden contabilizar.  Por su parte, la Federación de Autónomos de Galicia (Feaga) sostiene que la labor del Gobierno municipal hasta ahora ha sido “inexistente”.
El descontento con las políticas económicas de la Marea es generalizado en los sectores más importantes de la ciudad. A los comerciantes, los hosteleros y los promotores inmobiliarios se suman también los empresarios dedicados a los más dispares mercados, que critican la falta de impulso a la economía local. 
Esta supuesta carencia de iniciativa desde María Pita se traduce, según afirma el presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios, Marcos Balboa, en que “las obras mayores están paradas, las que se están concediendo son las menores que van al ritmo habitual”. 
Explica que el contexto que describe resulta “un pelín problemático” porque “prácticamente todas las obras que se hacen son consideradas de calado mayor y sus permisos “están paralizados”. Para que la ciudadanía se haga una idea de las limitaciones que están teniendo tanto los asociados que se dedican a la construcción en sus distintas vertientes como aquellos que quieren abrir un negocio concreta que se dan licencia para tareas tan sencillas como “pintar”. Por contra, construir un baño o un aseo adaptado se considera actuación mayor.
Tampoco han sido informados de ninguna novedad sobre el prometido Plan de Empleo. “Son sus primeros presupuestos y hasta que se aprueben no sabremos si están bien o mal”, añade Balboa. Si bien reconoce que no notan demasiado movimiento en la provincia en general, en A Coruña detectan que “la administración resulta muy pesada y no hay agilidad”. 
Su homólogo en la Federación de Autónomos de Galicia, Francisco Javier Pérez Bello, muestra una opinión más escéptica. Desde la organización a la que representa asegura: “En cuanto a la actuación del Gobierno municipal, a nosotros nos parece, por el momento, prácticamente inexistente”. 
“No hay canales de diálogo fluido y esperamos que esto cambie en breve”, lamenta y asegura que nada saben sobre las pretensiones del Ejecutivo local para que se recupere “la ilusión, la calidad de vida y el esplendor”. “La inestabilidad política en la que vivimos no invita al optimismo. La gran asignatura que todos tenemos pendiente es la del empleo, y sin empleo de calidad, no hay nada que hacer”.
Desde la Cámara de Comercio evitan hacer acusaciones tan directas pero instan “a todos los grupos municipales a que hagan un ejercicio de responsabilidad”. Marcelo Castro-Rial, el presidente de la institución –que agrupa a numerosas empresas de A Coruña– dice aguardar “que lleguen a un consenso cuanto antes a fin de agilizar la actividad económica de la ciudad”. 
Para Castro-Rial el acuerdo tiene que vertebrarse con rapidez para que las cuentas del Consistorio sirvan de garante “tanto en lo que afecta al apoyo de nuevas iniciativas en el ámbito empresarial como en lo que tiene que ver con la propia dinamización del sector comercial y hostelero”.  
Por su parte, la Confederación de Empresarios podría pronunciarse la próxima semana, tras la celebración de una reunión de la junta directiva.

Los jóvenes empresarios denuncian que las obras en locales están paradas