Putin y Trump tratarán de enderezar sus tensas relaciones en Helsinki

Vladimir Putin y Donald Trump durante una de sus últimas reuniones | AEC
|

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su colega de Estados Unidos, Donald Trump, tratarán de enderezar las tensas relaciones entre las dos grandes potencias en su primera cumbre bilateral, el próximo 16 de julio en la neutral Helsinki. El encuentro entre los dos líderes más poderosos del mundo se estaba buscando desde hace meses, pues Putin y Trump solo se han visto hasta ahora informalmente en reuniones internacionales, la última vez en noviembre durante la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Vietnam.
Desde la llegada del republicano a la Casa Blanca hace ya año y medio, cuando las relaciones entre Moscú y la Administración de Barack Obama estaban en su momento más bajo, el Kremlin soñaba con una cumbre con el nuevo líder estadounidense que permitiera relanzarlas. Finalmente, este miércoles se informó de que Putin y el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, un “halcón” ultraconservador nombrado para el cargo en marzo por Trump, habían llegado a un acuerdo para su celebración “en un tercer país”.
“Durante las negociaciones está previsto debatir la situación actual y las perspectivas del desarrollo de las relaciones ruso-estadounidenses, además de los asuntos de actualidad de la agenda internacional”, indicó la nota distribuida desde el Kremlin.
Antes, el asesor del líder ruso para Asuntos Internacionales, Yuri Ushakov, había adelantado que los dos líderes tratarán el arreglo del conflicto sirio, las vías para mejorar las relaciones bilaterales, la crisis ucraniana, el programa de desarme nuclear, la situación en Corea del Norte y el acuerdo nuclear con Irán, entre otros asuntos. Algunos, como el conflicto ucraniano y la anexión de Crimea, han envenenado las relaciones entre Moscú y Washington desde 2014 hasta niveles de la Guerra Fría.
A ello se sumaron después la intervención de Rusia en Siria en apoyo del presidente Bachar al Asad, las acusaciones de injerencia rusa en las elecciones de EEUU y, últimamente, el caso del envenenamiento del exespía Serguéi Skripal en el Reino Unido.

Una declaración conjunta
De acuerdo a Ushakov, la cumbre durará varias horas e incluirá un cara a cara, seguramente un desayuno de trabajo y una conferencia de prensa para informar de los resultados, y además se publicará una declaración conjunta.
El presidente del Kremlin viajará a Helsinki después de haber asistido el día 15 a la final del Mundial de fútbol en el estadio Luzhniki de Moscú, un acontecimiento deportivo que sirvió para relajar tensiones en su reunión con Bolton. El asesor de Trump elogió la preparación del Mundial, cuando Estados Unidos se dispone a acogerlo dentro de ocho años junto con México y Canadá.
Putin expresó su “esperanza” en que se puedan dar los primeros pasos “para restablecer plenas relaciones sobre la base de la igualdad y el respeto”. “Debo constatar que las relaciones ruso-estadounidenses no pasan por su mejor momento”, asumió. l

Putin y Trump tratarán de enderezar sus tensas relaciones en Helsinki