Un español es el primer turista en morir en un famoso acantilado de Noruega

Copia de El Ideal Gallego-2013-10-11-035-a39c7746
|

Un turista español falleció el martes al caerse de la cima del Preikestolen (El Púlpito), una formación rocosa a más de 600 metros de altura en el sur de Noruega y que es una popular atracción turística, informaron ayer los medios de comunicación locales.
El hombre, cuya identidad no ha sido difundida, había viajado hasta allí con otras dos personas que conoció en la localidad de Stavanger, confirmó al periódico “Aftenbladet” Odd-Bjorn Naess, jefe de distrito policial.
Cuando los tres iban a abandonar la zona, el turista español regresó a la cima para sacar probablemente más fotos, y poco después sus acompañantes, que se encontraban más abajo, oyeron un grito, aunque no pudieron ver nada, según el diario local “Strandbuen”.

hallazgo del cuerpo
A continuación avisaron a la Policía y un helicóptero fue enviado a la zona, pero por problemas de visibilidad, el cuerpo no fue encontrado hasta el día siguiente y fue trasladado después al hospital universitario de Stavanger para que se le hiciera la autopsia. Naess señaló que es el primer caso conocido de una persona que cae de lo alto de esta roca. “Lo que ha ocurrido es una tragedia, pero es algo que contábamos con que iba a pasar un día”, declaró a la televisión pública NRK Kjell Helle Olsen, ex jefe de la Asociación de Turismo de Stavanger.
Cada año visitan El Púlpito unas 200.000 personas, lo que ha generado un debate sobre las medidas de seguridad en la zona. La zona donde cayó el turista español no cuenta con vallas de protección, aunque las autoridades avisan del peligro.
 Los turistas que visitan la roca suelen mantenerse a una cierta distancia del borde, y los más atrevidos optan por acercarse al precipicio avanzando sentados o incluso reptando por el suelo, dado que no hay ninguna medida de protección.

exteriores
Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación está en contacto con las autoridades y la Policía de Noruega par informarse sobre el turista.
Fuentes diplomáticas informaron ayer de que España, a través de su embajada en Oslo, está en continuo contacto con las autoridades de Noruega y con la Policía, así como con la familia del hombre.

Un español es el primer turista en morir en un famoso acantilado de Noruega