Cambre - La Xunta acorta los plazos para que las pymes se instalen en Espíritu Santo

|

El Ideal Gallego-2011-07-19-019-3e68e00f

m. rodríguez > cambre
 La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas ha decidido que la modificación del plan parcial del polígono de Espíritu Santo no necesitará de una evaluación ambiental estratégica. De este modo, se acortan los plazos de manera sustancial para que sea factible una segregación de las parcelas que, a su vez, facilite a las pequeñas y medianas empresas su instalación en el parque empresarial ubicado entre Cambre y Sada.
La iniciativa la puso en marcha el anterior gobierno local con el objetivo de “favorecer una reconversión industrial del polígono”. En el plan parcial que regula este parque (aprobado en 1992) se recogían tres tipos de empresa con una superficie determinada para cada una.
Sin embargo, lo que no permitía esta normativa es cambiar el uso de una finca. Es decir, el polígono cuenta con lo que denomina industrias aisladas. Son compañías que tendrían una superficie de 3.000 metros cuadrados, sin embargo, si alguien quisiera dividir el terreno para colocar dos medianas empresas en una superficie de 1.500 metros cuadrados, no podría hacerlo.
Por este motivo, el ejecutivo anterior decidió presentar esta modificación puntual para dar una “respuesta adecuada y real a las necesidades actuales respecto del tipo de espacios, de una manera coherente y racional”.
Además, con este cambio en la normativa se daría una mayor seguridad jurídica y urbanística al polígono de Espíritu Santo, tal y como se explica en el documento de inicio.
Por otra parte, desde el Ayuntamiento señalan que la decisión de la Xunta “es un mero trámite” y recuerdan que todavía queda trabajo por hacer. Por ello, el gobierno local está “estudiando con los técnicos” este proyecto, antes de su redacción definitiva y su posterior aprobación.

Decisión > La Secretaría Xeral de Calidade e Avaliación Ambiental señala en un informe que esta modificación puntual no requiere de una evaluación ambiental por el ámbito al que influiría.
Como señalan en el documento, el área afectada es el propio polígono industrial que ya está urbanizado y en funcionamiento. A mayores de este espacio se vería afectado su entorno, formado por “terras de labor abandonadas”.
En definitiva, el ámbito en el que se va a desarrollar tiene un carácter industrial que lleva a que los valores paisajísticos “non posúen un destacable valor”.
Atendiendo a estas circunstancias y que la modificación solo afecta a la implantación de pequeñas empresas en zonas en donde estaba prevista la ubicación de grandes industriales, Medio Ambiente entiende que no son previsibles efectos ambientales negativos de importancia.

Cambre - La Xunta acorta los plazos para que las pymes se instalen en Espíritu Santo