Douglas Doman defiende en la ciudad la capacidad de mejora de los niños con lesión cerebral

fabiola martã­nez, felipa jove y douglas doman javier alborã©s
|

Fue su padre, Glenn Doman el que, a principios de sesenta, creo en EEUU el método Doman, que busca desarrollar al máximo las capacidades físicas e intelectuales de los niños con lesión cerebral. En la actualidad su trabajo es una referencia mundial y su familia, con su hijo Douglas Doman como vicepresidente de los Insitutos para el Logro del Potencial Humano de Filadelfia, la máxima autoridad mundial en estimulación multisensorial para la reorganización neurológica. Hoy, el doctor Doman estará en la ciudad, gracias a las fundaciones Bertín Osborne y María José Jove, para lanzar un mensaje positivo a los padres gallegos: hay posibilidad de mejora para los niños con lesión cerebral.

“Se piensa que el cerebro no se puede recuperar y eso es rotundamente falso”, afirmó ayer en la presentación oficial de la conferencia, la única que ofrecerá en Galicia. Para el doctor Doman, los padres son los mejores terapeutas de los niños por su “amor incondicional” hacia sus hijos. Por eso, a través de este método, se enseña a los progenitores a estimular el cerebro de los pequeños a través de diferentes ejercicios y terapias, “desde que se despiertan hasta que se acuestan”.

“El cerebro crece con el uso y nosotros queremos que los padres enseñen a sus hijos a hacerlo”, insistió Doman, que apuesta por comenzar las terapias lo antes posible. “No hay duda que si podemos empezar después del nacimiento, mejor”, destacó.

 

en primera persona

Fue la Fundación Bertín Osborne la que acercó a España el método Doman. Ayer fue Fabiola Martínez, vicepresidenta de la entidad y esposa de Bertín Osborne, la encargada de presentar en A Coruña la charla que ofrecer hoy Douglas Doman en la Fundación María José Jove.

 “Como madre, a mi familia el método Doman nos ha cambiado la vida”, confesó Fabiola Martínez, madre de un niño con daño cerebral. Sobre la terapia, explica que los padres, hasta ahora, estaban acostumbrados “a que sean los profesionales los que traten a nuestros hijos, cuando, realmente, los que más les pueden ayudar son los propios padres”. Defendió el método, y destacó que tras la creación de la fundación son muchos los padres que les aseguran que sus hijos han mejorado.

Douglas Doman defiende en la ciudad la capacidad de mejora de los niños con lesión cerebral