“Lo más importante es que el público deje los prejuicios en la puerta”

El Ideal Gallego-2014-11-28-015-f256c7d2
|

La maestra de ceremonias de “The Hole” invita a los coruñeses a entrar en el agujero y descubrir todo el espectáculo que hay en él. Pepa Carro, “La Terremoto de Alcorcón”, les abre su casa, instalada en el Coliseo hasta el domingo.

¿Cómo acabó en el agujero?
Pues como todas las almas cándidas que en algún momento se dejan atrapar por la oscuridad.

Hay teatro, musical, cabaret, circo, streptease… ¿está todo lo que tiene que estar?
Está todo lo que tiene que estar y a falta de todo lo que el público quiera aportar. Es un show vivo y en continua formación, un show que, como todos los buenos, vive de la retroalimentación; que nació grande y ha crecido a gigante tras más de mil funciones.
¿Con qué actitud tiene que ir el público?
Lo más importante, prejuicios en la puerta. El público en cada provincia es un mundo. En Coruña es todo un universo. Sois especiales, pero generosos, pacientes, tenéis buenas orejas y eso se agradece. Así que si aún no lo tenías claro deja que te pasen cosas y disfrútalas que al fin y al cabo es en lo que consiste vivir.

¿Se interactúa mucho con los asistentes?
Lo que ellos nos dejan. Piensa que llevamos mucha tabla pisada y no permitimos que el público se sienta incómodo. Anoche mismo alguien vino a avisarme que estaría este fin de semana viendo el show y que por favor “no le hiciera nada”… (ríe). ¡Herculinos y brigantinos! ¡Déjense llevar! Pasen, coman, beban, rían, lloren. ¡Y cuéntenlo!

¿Hay mucho margen para la improvisación?
Ese es otro de los secretos, ni yo misma sé ya qué es improvisado o no…

Hacen referencias a lugares y personas de la ciudad. Eso hace el espectáculo más cercano…
Es lo que cada pueblo quiere oír, acercar a la gente este show de esa manera es, para mí, un crecimiento personal, un aprender quienes somos, cada pueblo con su idioma, su cultura, su folclore, su humor, sus pausas…

¿Cómo ha visto a los coruñeses?
Con ganas de más… No olvidéis que “The Hole 2” también está de gira… Hay que volver al agujero.

¿Cómo es la experiencia de ser la maestra de ceremonias?
Un lujo y un honor. Pasar de ser una friki de internet a convertirme en señora de una mansión enamorada y anfitriona de una casa de locos es en sí toda una experiencia.

¿Es la faceta profesional con la que se siente más cómoda?
Sí, pero siempre acompañada. Es lo que más agradezco. Ser una figura más de este show rodeada de lo más granado del panorama.

¿Se imaginó alguna vez que acabaría trabajando con Cristóbal?
(Ríe) ¡Jamás! Por no tener nunca tuve ni perro ni gato. Si alguien quiere conocer a Cristóbal, que corra a por las últimas entradas disponibles para el espectáculo. ¡Le aseguro que no le olvidará nunca!

“Lo más importante es que el público deje los prejuicios en la puerta”