Las primeras retenciones se registraron a partir de las ocho en la entrada de Lavedra

|

El Ideal Gallego-2011-07-04-002-f182e3a6

  redacción>a Coruña

  Aunque los días de calor suelen provocar atascos en las salidas de la ciudad, esta vez, fue precisamente la jornada de playa la que la salvó de grandes retenciones, propias del primer domingo de rebajas, en el entorno de los centros comerciales. No fue hasta la tarde, aproximadamente a partir de las ocho, cuando se sufrieron los primeros atascos en la avenida de Alfonso Molina, aunque de poca importancia, en dirección entrada a A Coruña.
Los coches fueron llegando poco a poco durante la tarde, lo que generó una circulación fluida en las principales vías durante todo la jornada hasta última ahora. Fue entonces cuando la densidad del tráfico aumentó, pero tampoco se llegaron a colapsar los accesos.
Puede que en este tranquilo día para la circulación también hayan influido las vacaciones, puesto que muchos coruñeses abandonaron la ciudad el viernes y las calles están más vacías de lo normal.


 

Las primeras retenciones se registraron a partir de las ocho en la entrada de Lavedra