Descienden hasta los 112 los contagios en A Mariña, con siete nuevas altas

Los sanitarios del Hospital Público de A Mariña en Burela, Lugo, hacen pruebas PCR | ELISEO TRIGO (EFE)
|

Los casos activos vinculados al brote de Covid-19 de A Mariña lucense se redujeron ayer hasta los 112, después de que hayan sido dadas de alta siete personas y no se haya detectado ningún nuevo positivo con respecto al parte del sábado.

La última actualización de datos de las autoridades sanitarias gallegas apunta que en las últimas horas se han realizado 63 PCR a personas relacionadas con el brote, pero han dato todas negativo. Cuando se adoptaron “medidas especiales” en la comarca –que estuvo cerrada, aunque la limitación a la movilidad afecta ya solo a Burela–, en torno al 20% de las pruebas daban positivo, destacan las mismas fuentes.

Sanidade indica que “todos los nuevos positivos” que se están detectando en el área “están relacionados con el brote”, lo que permite “seguir la trazabilidad de los casos” y rastrear los contactos para hacer pruebas “de forma precoz para cortar la transmisión y contener el brote”.

El primer caso se detectó el martes 23 de junio y la Xunta informó del brote al día siguiente. A partir de esa confirmación inicial, subraya, se hizo un rastreo y se analizaron todos los contactos de las personas que se fueron viendo afectadas.

Cuatro ingresados
De los 112 casos activos actualmente, la mayoría son asintomáticos o presentan síntomas de carácter leve, y tienen el deber de guardar cuarentena durante catorce días. Hay cuatro personas ingresadas en el Hospital Público da Mariña, con evolución favorable.

Del mismo modo, las personas cuyas pruebas dieron resultado negativo permanecen en seguimiento en su domicilio, asesoradas por la Plataforma de Vigilancia Epidemiológica y los Servizos de Medicina Preventiva y Saúde Pública del Sergas. En estos momentos, hay 424 personas en seguimiento domiciliario, 35 menos que este sábado.

Por otro lado, el foco de Covid-19 detectado por la Consellería de Sanidade en Vilalba (Lugo) sumó ayer otros dos positivos, aunque en el ayuntamiento vecino de Xermade, que son familiares de las personas a las que se les diagnosticó la enfermedad inicialmente.

La alcaldesa de Vilalba, Elba Veleiro, explicó que todos los infectados, que en la actualidad son seis, coincidieron hace unos días en una comida familiar en Cabreiros, en Xermade, y que ahora dos de esas personas, residentes allí, han dado positivo también.

Tanto los cuatro afectados de Vilalba como los dos de Xermade se encuentran bien y están en su domicilio aislados y con seguimiento médico. 

Nuevos focos
El pasado sábado 16 personas tuvieron que ser aisladas después de que un hombre procedente de Lleida, que se desplazó recientemente a Pobra de Trives (Ourense) ingresase en el Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) con sospecha de coronavirus. 

Fuentes hospitalarias confirmaron también que 16 personas, que mantuvieron contacto estrecho con este afectado, han comenzado un aislamiento domiciliario de catorce días para evitar contagios.

Esta persona se desplazó a Trives “por motivos laborales”, por lo que Sanidade activó el protocolo para localizar a sus contactos directos. Sin embargo, las personas localizadas no presentan ningún síntoma de Covid-19 y están siendo monitorizadas por las autoridades sanitarias. 

También se conoció esta semana un nuevo positivo en el área El área sanitaria de Pontevedra e O Salnés. Según informó Sanidade se mantiene el seguimiento epidemiológico del caso del médico de familia que fue diagnosticado como positivo por coronavirus en el centro de salud de Baltar, en Sanxenxo, Pontevedra.

Así, indicó que el viernes se llevaron a cabo la realización de nuevas pruebas PCR a los profesionales de este centro de salud que compartían turno de mañana con el médico de familia infectado. Todas las pruebas realizadas resultaron negativas. 

Más seguridad
Como medida de seguridad ante los últimos rebrotes, la Xunta decretó la obligatoriedad de llevar mascarilla en todo momento, que entró ayer en vigor. 

De acuerdo con la resolución publicada en el Diario Oficial de Galicia (DOG), las personas mayores de seis años de edad están obligadas a usar este elemento de protección en la vía pública y espacios al aire libre y también en espacios cerrados de uso público, incluso en el caso de que se pueda garantizar la distancia de seguridad interpersonal.

Descienden hasta los 112 los contagios en A Mariña, con siete nuevas altas