Uno de cada diez españoles pasó el coronavirus en 2020 y casi un 3% perdió sus anticuerpos

Varias personas en un centro comercial catalán en su día de reapertura | Enric Fontcuberta
|

Uno de cada diez españoles, alrededor de 4,7 millones, se contagió de coronavirus en los once meses que llevamos de pandemia, tres millones más de los que contabiliza como diagnosticados el Ministerio de Sanidad, que los eleva a algo más de 1,7 millones. 

Así lo desvelaron los resultados preliminares del macroestudio Enecovid del Instituto de Salud Carlos III presentado ayer a partir de los test rápidos de anticuerpos, si bien habrá que esperar a las próximas semanas para tener datos más detallados de los análisis en laboratorio.
La mitad de los ciudadanos se infectaron en la primera ola, según arrojaban las cifras de las tres primeras rondas que culminaron en julio y que elevaron la tasa de seroprevalencia al 5,2%.

Mientras, la otra mitad se ha contagiado en la segunda ola epidémica, destacó la directora del ISCIII, Raquel Yotti, en una rueda de prensa conjunta con la directora del Centro Nacional de Epidemiología, Marina Pollán, y el secretario general de Salud Digital, Información e Innovación del SNS, Alfredo González.

De esta forma, España sigue lejos de la inmunidad de rebaño que requeriría de al menos un 60% de contacto con el virus, y ello pese a que los casos contabilizados por Sanidad son infinitamente mayores en esta nueva curva. 

Como en las rondas anteriores, el estudio vuelve a mostrar grandes diferencias geográficas y es el centro peninsular el que sigue aglutinando un 15% o más de las infecciones, con Madrid, Cuenca y Soria a la cabeza, que superan el 18%, mientras en otras zonas no se alcanza el 5%, como Canarias, Lugo, Pontevedra y A Coruña, Valencia y Córdoba y Huelva.

Pese a que los test rápidos facilitan la participación, descendieron a 51.409 las personas que aceptaron participar en esta cuarta ronda, realizada entre el 14 y el 29 de noviembre.

En esta quincena, la tasa de seroprevalencia asciende al 7,7%; si se resta a la global (desde el inicio de la pandemia), que es del 9,9%, se desprende que un 2,8% de los españoles perdió o redujo su nivel de anticuerpos IgG.

El fenómeno contrario, el de las personas que resultaron seronegativas en la primera fase del estudio y que ahora tienen anticuerpos IgG detectables, representa un 3,8%, cuando en las anteriores era del 0,7-0,9%.

Otra de sus conclusiones es que en las personas con síntomas compatibles con Covid-19, la prevalencia aumenta con el número de síntomas y es particularmente alta en las que refieren anosmia.

Asimismo, los trabajadores que más se infectaron de coronavirus en España son los sanitarios (16,8 %) y las mujeres que cuidan a personas dependientes en el domicilio (16,3 %).  

A estos colectivos, le siguen las limpiadoras, con casi el 14%, y aquellas personas que trabajan en establecimientos sociosanitarios, con un 13%.

Por otro lado, el Ministerio de Sanidad informó de que la incidencia acumulada creció 5 puntos hasta los 198,77 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, y notificó ayer 10.328 nuevos contagios y 388 muertos.  

Según los datos notificados por las comunidades autónomas, la presión hospitalaria en toda España por el Covid-19 se sitúa en el 9,6%, con 11.736 hospitalizados, y un 21,15 % de las camas UCI está ocupada por enfermos de coronavirus, con 2.027 pacientes.  

En esta línea, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, subrayó que España manejó la segunda ola “con un acierto razonable”, aunque fue “dura”, e hizo hincapié en que afrontamos semanas “muy críticas”.

Uno de cada diez españoles pasó el coronavirus en 2020 y casi un 3% perdió sus anticuerpos