Duelo de cuestionados

30 septiembre 2019 Fútbol Segunda División Temporada 2019-2020 Deportivo - Mirandés 1-1

El Municipal de Montilivi alberga un enfrentamiento entre dos conjuntos cuyos entrenadores se encuentran en entredicho. Ni el Deportivo ni el Girona han convencido en el primer mes y medio de competición y tanto Juan Antonio Anquela como Juan Carlos Unzué caminan sobre el alambre.

Aunque Paco Zas ofreció una rueda de prensa el pasado lunes para mostrar su confianza en el técnico jiennense, Anquela es consciente de que se juega su puesto en apenas cuatro días, con dos citas muy difíciles ante dos rivales que pelean por el ascenso. Contra el cuadro catalán a domicilio esta noche y frente al Almería en Riazor el domingo.

A pesar de que el presidente blanquiazul comenzó su alocución asegurando que “ahora mismo, ni se nos ha pasado por la cabeza” destituir al preparador andaluz y argumentó que “sería totalmente injusto tomar una decisión sobre él porque ha trabajado en unas condiciones que no son las óptimas o las normales con las que un entrenador debe trabajar”, cuando los periodistas le apretaron un poco en la sala de prensa de Riazor, no se atrevió a asegurar que el andaluz continúe el próximo lunes.

“Si nos ganan por 6-0 y 6-0, Anquela no seguirá”, dijo y añadió que “tenemos que ver qué es lo que hace el equipo en Girona y qué es lo que hace aquí en Riazor con el Almería” cuando le preguntaron si el jiennense tenía su puesto asegurado, aunque sumara dos derrotas.

Comienza, por tanto, la primera de las dos vidas extras que le quedan al entrenador, que dejará a Gaku Shibasaki en el banquillo por primera vez para intentar salvar su cabeza.

El rendimiento del japonés, salvo en la primera jornada, en la que ofreció una exhibición, ha sido paupérrimo. El nipón ni ha logrado aportar equilibrio en defensa ni ha sido capaz de generar juego, de ahí que Anquela vaya a apostar por Peru Nolaskoain, quien regresó el pasado domingo, tras recuperarse de una operación de apendicitis y disputó los 23 últimos minutos del partido.

Pese a su falta de ritmo, el joven futbolista cedido por el Athletic Club dejó buenas sensaciones y ofreció más criterio del exhibido por Gaku en sus siete últimas actuaciones.

El entrenador deportivista mantendrá la línea defensiva, mientras que también habrá cambios en la zona de tres cuartos, ya que Borja Valle ocupará el costado izquierdo. En ataque, el puesto de ‘9’ se lo disputarán Christian Santos y Samuele Longo, aunque todo apunta a que será el venezolano el que juegue de inicio.

La escuadra blanquiazul, que no vence desde la primera jornada de Liga, ha empatado en las cuatro últimas jornadas y es uno de los peores visitantes de la competición con dos puntos de doce posibles.

El Girona, pese al mal arranque de curso que le ha alejado de los primeros puestos de la clasificación, es uno de los mejores locales de la categoría de plata. De hecho, los catalanes han sumado sus diez puntos en Montilivi, con tres triunfos y un empate en cuatro enfrentamientos.

Sin margen de error
Ni coruñeses ni gerundenses tienen margen de error, después del pobre primer mes y medio de competición que han protagonizado.

El conjunto blanquiazul es el penúltimo clasificado de la Liga con siete puntos, aunque una victoria esta noche le situaría cerca de los puestos del playoff, dada la igualdad que hay en la competición.

El cuadro rojiblanco, por su parte, se encuentra instalado en la zona media con tres puntos más que el Deportivo.

La escuadra  herculina, que ha viajado a tierras catalanas con los 19 jugadores de la primera plantilla que tiene disponibles, cuenta con las bajas por lesión de Somma, David Simón y Koné, mientras que recupera a Jovanovic.

Duelo de cuestionados

Te puede interesar