Laína, presidente en funciones del 23F, se adhiere al comunicado contra Urbano

El que fuera director de Seguridad del Estado, Francisco Laína (d), y el jefe de la Casa de su Majestad el Rey, Alberto Aza (i). EFE/Archivo
|

El exdirector de la Seguridad del Estado Francisco Laína, que ejerció como presidente del Gobierno en funciones tras el asalto al Congreso del golpista Antonio Tejero, comparte íntegramente el comunicado de los excolaboradores de Adolfo Suárez que desacredita el contenido del libro de Pilar Urbano.

Laína ha explicado a Efe que no figuraba hasta hoy entre los firmantes del texto porque ayer se encontraba en Ávila y no pudieron contactar con él, pero se adhiere a todo el contenido del comunicado y se suma como uno más a quienes lo suscriben.

El comunicado firmado por colaboradores de Suárez subraya que el Rey nunca estuvo tras lo que Urbano denomina Operación Armada, ni en "ninguna actividad al margen de sus funciones constitucionales", y definen el libro de esta periodista como un "típico relato novelado-libelo", concebido aparentemente para "desestabilizar las instituciones y atacar frontalmente" las figuras del Rey y Suárez.

Con Laína, son ya once los firmantes, entre ellos seis ministros de los gobiernos de Suárez, su cuñado y secretario personal, Aurelio Delgado, su hijo Adolfo y dos militares con mando en 1981: el teniente general Andrés Cassinello, entonces jefe de los servicios de información de la Guardia Civil, y el general Fernando López de Castro, que era ayudante militar del jefe del Ejecutivo.

En su libro "La gran desmemoria. Lo que Suárez olvidó y el Rey prefiere no recordar", que presentó ayer a la prensa, Urbano sostiene que don Juan Carlos auspició lo que denomina la Operación Armada, destinada a apartar a Suárez del Ejecutivo y sustituirle por un Gobierno de concentración presidido por el general Alfonso Armada.

Los exministros Rafael Arias Salgado, Jaime Lamo de Espinosa, Rodolfo Martín Villa, Marcelino Oreja, José Pedro Pérez Llorca y Salvador Sánchez Terán suscriben el comunicado de excolaboradores de Suárez en el que califican la tesis de Urbano de "gravísima ofensa" y describen el libro como "una miserable campaña contra la verdad, la Corona, el presidente Suárez y el sistema democrático constitucional".

Francisco Laína García, nacido en La Carrera (Ávila) en 1936, protagonizó un decisivo papel la noche del 23 de febrero de 1981 -cuando el teniente coronel Antonio Tejero asaltó el Congreso y mantuvo secuestrados a todos los diputados y al Gobierno en pleno-, ya que ejerció como jefe del Ejecutivo en funciones, al frente de una Comisión Permanente de secretarios de Estado y subsecretarios.

La gestión de Laína, que una vez logrado el fracaso del golpe fue elogiada unánimemente por todos los grupos parlamentarios, hizo posible que no se produjera el más mínimo vacío de poder en aquellos momentos críticos, hasta que se restauró por completo la normalidad democrática en España.

Laína, presidente en funciones del 23F, se adhiere al comunicado contra Urbano