Placeros de San Agustín ponen en duda las motivaciones del nuevo mercado de productos ecológicos

Vista de los alrededores de la plaza de abastos quintana
|

El Ayuntamiento vuelve a programar por libre mercadillos que suponen una competencia para los placeros de San Agustín. Aunque el colectivo confiesa no estar enfadado con la programación de una feria de productos ecológicos y de proximidad para cada 15 días a partir de este domingo –después de la instalación gratuita de otras empresas en la infraestructura cada martes–, sí se pregunta la razón de fomentar este tipo de actividades. No reprochan la venta, sino que el evento se desarrolle un domingo porque entienden que puede llevar aparejado un interés del Gobierno local para que también la plaza de abastos y los negocios cercanos a la plaza de España, donde se celebrará, modifiquen su horario y trabajen a pleno rendimiento los domingos.
Los vendedores de San Agustín reconocen que la nueva cita quincenal para la venta de productos ecológicos impulsada por la Concejalía de Empleo y Economía Social dará un nuevo espacio a algunos de los vendedores que les hacen la competencia cada martes en la planta superior del mercado. No será, sin embargo, una actividad para todos. Más allá del malestar puntual e individual de algunos placeros por este proyecto, la presidenta de la Asociación de Vendedores de San Agustín, Ángela Barrán, lanza el interrogante de cuál es la motivación real del plan.
“Normalmente cuando se hacen estos mercados en domingo también abre la plaza y todos los comercios de alrededor como ocurre en Carballo, Padrón, Cee o Paiosaco, con la excepción de que no hay plaza”, comenta. Por ello se pregunta si el departamento que se ocupa de Comercio también tiene la pretensión de “conseguir que se abra los domingos”.
“Hay gente a la que le escama porque si quieren implantar un horario más europeo que nos lo digan”, demanda, al tiempo que recuerda que desde el Consistorio nadie les contó la nueva iniciativa. Conscientes de que los puestos callejeros les restarán clientela para los lunes, no descartan que algunos concesionarios también se apunten.

Placeros de San Agustín ponen en duda las motivaciones del nuevo mercado de productos ecológicos