Máquez critica la intromisión y el afán de protagonismo de Veciños de Bergondo

El Ideal Gallego-2013-10-22-021-db9c963f
|

Ante la adversidad, el grupo municipal del PSOE apuesta por la unión de sus cuatro concejales para mirar hacia adelante, para gobernar un municipio con una minoría mayúscula, la que le da tener en el ejecutivo menos de un tercio de la corporación y con la sombra de la moción de censura sobrevolando cada metro cuadrado del Ayuntamiento. “Es una posibilidad, pero no podemos estar con ese miedo”, dicen.
La alcaldesa, Alejandra Pérez Máquez, quiso comparecer ayer al lado de sus tres compañeros para dar esa imagen, la de unidad, ya que los socialistas, mientras nadie diga –o actúe en consecuencia– lo contrario, tendrán que navegar durante un año y medio buscando aún más si cabe los acuerdos de los distintos grupos si quieren aprobar alguna medida que requiera el beneplácito del pleno.
Así como se escenificaron las ganas de seguir trabajando por Bergondo por parte de los socialistas, la regidora no dejó escapar la oportunidad de relatar lo ocurrido en los últimos tiempos con sus ya exsocios de Veciños de Bergondo y, sobre todo, después de las manifestaciones de estos dos ediles y en especial de su líder, Manuel Fafián.
Pérez Máquez subrayó que los dos partidos –y concretamente ella y el propio Fafián–, chocaron por ser “muy diferentes personal y políticamente”, lo que hizo que aquello reflejara una “incompatibilidad” que cada día hacía más insostenible la situación. Tanto que, como reconoció la alcaldesa, si no son los concejales independientes los que dan el paso de romper el pacto, probablemente lo hubiera hecho el PSOE tarde o temprano.
Además, la regidora acusó al ya exprimer teniente de alcalde de “buscar protagonismo” y de hacer “incursiones” en distintas áreas que no eran de su competencia. “Su ansia por querer hacer de todo hacía que se metiera en áreas de otros compañeros, incluida la mía”, lamentó la alcaldesa, quien resaltó la “paciencia” que desde el grupo socialista se ha tenido durante mucho tiempo con alguien que llegaba nuevo a la administración.
Para el futuro, Pérez Máquez afirma que están “muy animados” y afirma que trabajarán “como siempre”. El hecho de ser solo cuatro ediles no le preocupa en exceso, ya que hasta ahora ya eran minoría y debían buscar acuerdos, por lo que en ese sentido no será radicalmente distinto. Simplemente, más difícil. n

Máquez critica la intromisión y el afán de protagonismo de Veciños de Bergondo