Un 1 de mayo puertas adentro reivindica los servicios públicos

UGT colocó una gran pancarta en la fachada de su sede coruñesa | javier alborés
|

La tradicional manifestación que cada 1 de mayo sale de la plaza de la Palloza para recorrer las calles coruñesas cambió ayer su formato para convertirse en una marcha virtual. Las pancartas y los miles de trabajadores sobre el asfalto cambiaron su lugar para reivindicar puertas adentro los derechos laborales. Y precisamente en medio de una crisis como la del coronavirus, en la que los servicios públicos tomaron la primera línea en la lucha contra el Covid-19, sindicatos y ciudadanos quisieron poner el énfasis en la importancia de mantener la calidad en el sistema.

Una gran pancarta en la fachada de la sede de UGT era ayer la única muestra física exterior de la celebración del Primero de Mayo. En ella se abogaba también por no permitir que el virus se cebe también con los derechos laborales de los trabajadores, los coruñeses. en particular.

Mientras, en las redes sociales, tanto afiliados, como dirigentes y trabajadores de UGT y de CCOO –que un año más, y pese al coronavirus, volvieron a retomar su unión para celebrar la jornada del 1 de mayo– mostraban carteles, pancartas, vídeos, fotos y mensajes en los que se unían al llamamiento de proteger el empleo. También llamados por la invitación de la CIG fueron varias las ventanas en las que se oyeron las líneas de “La Internacional”. Con los ERTE y los cierres de empresas derivados del confinamiento obligado por el coronavirus como marco, muchos dirigentes y trabajadores quisieron recordar la importancia de recuperar el empleo tras el levantamiento de las restricciones.

El secretario xeral de UGT-Coruña y Cee, José Carrillo, quiso dejar claro que pese a que era un día “atípico” y sin “manifestacións” en la calle no iban a faltar las reivindicaciones. Tras enviar su solidaridad y apoyo a los afectados por el virus y familiares y amigos de los fallecidos, quisieron agradecer el trabajo “dos que están na primeira liña. O sector sanitario, o agroalimentario, o sector servizos, que mantiveron cubertas as nosas necesidades básicas”. Para Carrillo, la crisis que se avecina tras el Covid será igual o más dura que la de 2008 y las administraciones deberán “tomar medidas para corrixir o desequilibrio”. Así, tras recordar que en el último mes se quedaron en paro 2.000  personas más, lo que aumentará también la gente que se quede sin recursos, apeló a cambiar el modelo económico hace uno más industrial. “Ten que haber una aposta pola industria e o I+D, sobre todo na nosa cidade, na que temos un peso moi cativo, só do 13%. Precisamos novas tecnoloxías e o pulo da Cidade das TIC, de todo aquilo que achegue valor engadido e emprego de calidade”, señaló.

Un 1 de mayo puertas adentro reivindica los servicios públicos