El hijo de Cacharro confirma que los contratos de Baltar no eran “legales”

cacharro, rodeado de periodistas, a su llegada al juzgado ourensano para prestar declaración efe
|

El secretario de la Diputación de Ourense e hijo del que fuera presidente de la Diputación de Lugo, Francisco Cacharro Gosende, admitió ayer que José Luis Baltar Pumar no cumplió con los “trámites legales” de la ordenanza de contratación de la institución provincial, cuando este era presidente del ente ourensano.

Así lo reconoció a su llegada al juzgado de Ourense, antes de prestar declaración en el proceso judicial abierto contra Baltar Pumar, vinculado con los 104 contratos que hizo el expresidente provincial del PP en el año 2010, en fechas previas al congreso provincial en el que su hijo, José Manuel Baltar Blanco, se hizo con la presidencia del mismo.

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Ourense, Leonardo Álvarez, admitió a trámite, a principios de enero, la querella del fiscal jefe Florentino Delgado, contra Baltar Pumar por un supuesto delito de prevaricación continuada por 104 contratos efectuados en las fechas previas a la celebración del congreso provincial del PP que ganó el hijo del veterano dirigente.

A preguntas de los periodistas, Cacharro, hijo del que fuera barón lucense Francisco Cacharro Pardo, admitió que la ordenanza no se cumplió porque “no se hizo el anuncio público” y por tanto no se cumplió con el requisito de publicidad a fin de que “cualquier persona pudiese presentar su solicitud”.

Según el funcionario, él solo avalaba “la urgencia de los contratos” pero no “la legalidad del procedimiento” y que en su papel de secretario solo tenía que informar “en cuatro supuestos”: Que lo pidiesen los colegiados, el tercio de los diputados, el propio presidente del ente provincial o una ley; una situación, añadió, que no se produjo en este caso.

“El informe está ahí. Se circunscribe a una cuestión que era la urgencia de las contrataciones y no se pronuncia en ningún momento sobre la legalidad del procedimiento”, apuntó antes de comparecer ante el juez.

Además de él, otros tres presuntos enchufados, un peón, un auxiliar administrativo y un monitor sociocultural, estaban citados para declarar ayer en el caso de los 104 contratos que realizó José Luis Baltar Pumar cuando estaba al frente de la institución provincial.

El propio expresidente de la diputación será interrogado este miércoles, a partir de las 17.00 horas, en calidad de imputado en el mismo juzgado.

El hijo de Cacharro confirma que los contratos de Baltar no eran “legales”