La defensa del acusado de matar a su mujer en 2018 dice que la ayudó a morir

GRAF9937. LA CORUÑA, 13/10/2020.- La Audiencia Provincial de A Coruña juzga desde hoy a un hombre acusado de degollar a su mujer en la vivienda que compartían en A Coruña y para quien la Fiscalía pide 25 años de c
|

El abogado que representa a un acusado de degollar a su mujer en julio de 2018 en A Coruña, que se enfrenta a la petición de prisión permanente revisable, negó ayer que los hechos sean constitutivos de un asesinato, pues defendió que “la ayudó a morir”.

La sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña celebró este mediodía, con Tribunal del Jurado, la primera sesión del juicio por el conocido como crimen de la calle de la Estrella, en el que un hombre, según el relato de la Fiscalía, supuestamente degolló a su mujer “por estar agobiado por las atenciones que le tenía que prestar”, debido a que estaba enferma.

“No quería seguir viviendo”

En la primera jornada, en la que no declaró el acusado, su letrado, José Ramón Sierra, indicó que la acción se enmarca en “un supuesto de asistencia a persona que quiere morir”, cuyas penas podrían oscilar entre los seis y los diez años de cárcel. Así, apuntó que su patrocinado “participó” en la muerte de su cónyuge, quien padecía una depresión y “no quería seguir viviendo”, y manifestó que “estaba enamorado” de ella y “ni le era infiel, ni le pegaba”.

“Debe pagar por lo que ha hecho porque es un crimen, es un delito”, aseguró Sierra, que rechazó las versiones de las acusaciones que lo consideran autor de un asesinato.

Sin embargo, la Fiscalía pide para él 25 años de cárcel por un delito de asesinato con alevosía, en el que concurren las agravantes de género y parentesco, por haber matado a su esposa, para lo cual cubrió la cama que usaban con bolsas de plástico y le cortó la carótida con un cuchillo “aprovechando que estaba acostada, de forma sorpresiva y repentina”.

Prisión permanente

El 11 de junio, detalla el Ministerio Público, la mujer intentó suicidarse, por lo que un psiquiatra aconsejó su ingreso hospitalario al considerar que “sufría un episodio depresivo grave”, pero el acusado, añade la fiscal, insistió en que no se quedase ingresada y se comprometió a su vigilancia y a iniciar el tratamiento a nivel ambulatorio en el domicilio.

La acusación particular reclama la prisión permanente revisable, amparada en que la víctima era “especialmente vulnerable” por su enfermedad, dijo el letrado Jorge Vila, que representa a los tres hijos de la víctima.

Este asevera que el procesado “hizo creer” a la mujer que ella padecía “un cáncer terminal”, y que iba a realizar “un suicidio colectivo por amor”, pero “la degolló” en un momento de “debilidad”, mientras se encontraba medicada.

La defensa del acusado de matar a su mujer en 2018 dice que la ayudó a morir