La junta de la Cocina Económica prevé aumentar una planta a su edificio aprovechando la reforma

los gestores dejaron de dar desayunos en la planta alta por miedo a un derrumbe jav ier alborés
|

La Cocina Económica ultima la deslocalización de parte del servicio de comedor, si bien la creciente demanda no ha hecho olvidar a la junta que la sede de Cordelería necesita una reforma urgente según un informe técnico. Dos meses después de decretar la supresión del servicio de desayunos en la primera planta por temor a que se venga abajo, los gestores trabajan en un plan de rehabilitación que incluiría la ampliación del inmueble.

La entidad confía en que el Pepri consienta crecer para abrir un pequeño albergue

El tesorero de la entidad, Emilio Suárez, reconoce que actualmente “no se puede crecer más porque no hay espacio” por lo que, tras conocer el documento que insta a reformar el inmueble, la pretensión es aprovechar la obra para “levantar tres plantas y bajo cubierta”. El objetivo es poder crear un pequeño albergue de transeúntes en la parte alta para reducir el patrocinio de habitaciones y fomentar “la convivencia y la inserción social”.

Será así si el Plan Especial de Protección de la Ciudad Vieja y Pescadería (Pepri) así lo permite. De hecho, están a la espera de que el Ayuntamiento confirme que pueden seguir adelante con su plan. Suárez estima que, de conseguir esa aprobación, en el plazo de “un año” se finiquitaría la redacción definitiva del proyecto, se evaluarían costes y se buscaría financiación para iniciar la obra cuánto antes.

La junta de la Cocina Económica prevé aumentar una planta a su edificio aprovechando la reforma