Calvo aspira a convertir la Diputación “na casa de todos os alcaldes e os concellos”

|

El Ideal Gallego-2011-07-13-006-1ef6f834 

El único candidato fue elegido con el apoyo de los 17 diputados del PP, frente a los 14 votos en blanco de PSOE y BNG

p. g. lema > a coruña
  Diego Calvo es desde ayer el nuevo presidente de la Diputación. El concejal de Ferrol y ex delegado territorial de la Xunta fue elegido por mayoría absoluta en el transcurso del pleno de constitución de la nueva corporación provincial, en el que el popular recibió el apoyo de los 17 diputados con los que se hizo el PP en las pasadas elecciones municipales, frente a los 14 votos en blanco de PSOE (9) y BNG (5), que decidieron no presentar candidatura a la presidencia del ente.


“Quero facer da Deputación a casa común de todos os alcaldes e de todos os concellos da provincia”, manifestó el sucesor del socialista Salvador Fernández Moreda en su discurso de investidura, en el que se comprometió a “estar al lado de los 94 ayuntamientos de la provincia”, y, sobre todo, a dar un nuevo impulso a una institución que, con la llegada de la crisis, fue puesta en tela de juicio en numerosas ocasiones. “Teño 36 anos e creo, sinceramente, que dende unha vella institución se pode facer, e así o faremos, política nova”, resaltó el presidente provincial más joven de las actuales diputaciones gallegas.
Con el bastón de mando ya en sus manos, Calvo no dudó en dedicar gran parte de su discurso a hacer una defensa del organismo. “Creemos na súa vixencia, no seu servizo ao cidadán e nas inmensas posibilidades de acción política das deputacións na procura dunha maior calidade de vida das persoas”, destacó el nuevo presidente, que sostiene que en una situación de dificultades económicas como la actual, las administraciones provinciales “están chamadas a xogar un papel fundamental”.
El Ideal Gallego-2011-07-13-006-1f5f43d9En ese sentido, Calvo recordó que su partido apuesta por las diputaciones porque cree “no municipalismo”, y como nuevo presidente y natural de San Sadurniño, Calvo está decidido a lograr, frente a las críticas, que esta institución sirva “para que se vexan e escoiten a todas as aldeas e a todas as parroquias da provincia”.
Para realizar ese “lavado de cara” de la Diputación, el popular adelantó que en su mandato se optará “pola modernización e a actualización” de sus contenidos, para conseguir alejarse de la idea de que se trata de un ente “que só ofrece subvencións”. “Teño como obxetivo que ao final desta lexislatura ningún partido político poña en dúbida e cuestione a utilidade e servizo deste organismo”, sentenció el sucesor de Moreda.

Medidas > En su discurso, Calvo desgranó algunas de las claves que marcarán su mandato: austeridad, cooperación y consenso. En lo que prevé una legislatura “dura y difícil”, Calvo garantizó que el diálogo será “la antesala de cualquier decisión”, en la línea “del camino emprendido” por el anterior gobierno. Además, prometió “trabajar codo con codo” con los ayuntamientos, evitar caer en la duplicidad de administraciones y “traballar a reo para involucrar a Xunta nos nosos retos de futuro”.
“La austeridad regirá todas nuestras acciones”, puntualizó el popular, que ya anunció la reducción del dinero para re presentación y publicidad, y el establecimiento de un techo de gasto. En unas semanas, presentará “un plan realista” con medidas para “reducir gastos supérfluos”.

 

Calvo aspira a convertir la Diputación “na casa de todos os alcaldes e os concellos”