El área coruñesa supera los 3.000 casos tras el quinto record seguido de positivos

Evolución de casos de Covid-19 en el área sanitaria coruñesa desde el 4 de marzo Fuente: Sergas/el ideal gallego
|

El área sanitaria cerró la semana como la peor en cuanto al número de contagios por coronavirus desde que dio inicio la crisis. Ayer se superaban los 3.000 casos activos, tras el quinto record consecutivo en el número de nuevos positivos.

La cifra de casos activos se paró en 3.129, 286 más de los que se contaban el pasado sábado y 1.185 más de los que comunicaba el Servizo Galego de Saúde (Sergas) el lunes pasado.

Este nuevo aumento se certificó tras vivir la quinta jornada seguida con record de nuevos contagios por el virus. En concreto, las autoridades sanitarias comunicaban ayer 360 nuevos positivos.

En esta ocasión, los aumentos también afectaron a la presión hospitalaria, ya que los centros sanitarios del área albergan actualmente a 173 personas diagnosticadas de coronavirus.

Además, en la jornada de ayer fallecieron tres personas más. Dos de ellas en el complejo universitario, una mujer de 93 años y un hombre de 92. El tercer deceso se produjo en el Hospital Virxe da Xunqueira de Cee, un hombre de 92 años. Los tres estaban contaban con patologías previas.

Llamamiento

“Las costuras de nuestro hospital están saltando ya desde la semana pasada con un ritmo de ingresos de 20 enfermos por Covid diarios”, apuntaba el internista del Chuac Ignacio Ramil.

Las proyecciones son incluso peores, tal y como explica el facultativo, que apunta que nos esperan los “peores números” de la pandemia.

Ramil indica que la población ya ha asimilado ver cifras diarias de muertes con “tres dígitos”, por eso incide en que la responsabilidad es más necesaria que nunca. “Independientemente de las medidas que estén encima de la mesa, desde el punto de vista sanitario somos claros, las recomendaciones, desde ya, tienen que ser un autoconfinamiento”, señala, aunque pueda contar “alguna medida de alivio, con actividades al aire libre”. “Por favor, necesitamos que la gente responda”, concluye el internista del hospital universitario.

El área coruñesa supera los 3.000 casos tras el quinto record seguido de positivos