El túnel de La Marina cambia el tráfico de la ciudad en su primer año

El túnel soporta día a día un tráfico denso pero fluido tanto para acceder como para salir de la ciudad javier alborés

Hace poco más de un año (la fecha exacta es 12 de mayo) que se abrió al tráfico la primera parte del túnel de La Marina poniendo lo que se esperaba que fuera el final a meses de caos circulatorio, retenciones y absorbiera nada menos que 30.00 vehículos diarios. En la actualidad, La Marina sigue siendo una obra polémica, pero de lo que no cabe duda es de que su sola existencia ha cambiado la forma de entender el tráfico en la ciudad. Los profesionales del volante (taxistas, autobuseros y transportistas) que circulan cada día por el centro de la ciudad, lo reconocen al afirmar que el saldo es positivo. “Ahora es posible atravesar el centro de la ciudad en tres minutos”, asegura José Manuel Quindimil, de Teletaxi.
Para estos colectivos es más fácil circular que para el ciudadano de a pie, puesto que para el transporte público y la carga y descarga está permitido circular por superficie. “Pero ahora, el tráfico por la avenida de La Marina es mucho menor, eso sí que se nota”, reconoce José Antonio Puñal, conductor de Tranvías. Por su parte, José Manuel Reimundez, de la asociación de Transportes Ligeros de A Coruña, aporta que “o acceso a Monte Alto é moito mellor agora e nas rúas preto do hotel Finisterre é moito máis doado traballar”.
Según Reimundez, igual pasa con San Andrés, que ha visto reducida su circulación. Pero en eso, Puñal matiza que aún se dan embotellamientos a menudo “a veces más que antes”. El presidente de Radiotaxi, Leopoldo Villa, es rotundo al defender la repercusión que ha tenido el túnel: “No solo mejoró la avenida de La Marina, que antes era un caos, sino que también mejoró el Paseo Marítimo, porque la gente que se viene de Monte Alto ya no tiene que cogerlo para salir de la ciudad”. Aunque Quindimil añade que también se percibe más tráfico en el Paseo Marítimo a la altura de Riazor, desde donde baja el tráfico procedente de la Tercera Ronda. “La gente que no puede ir por Alfonso Molina, lo hace por allí, usando el Paseo Marítimo”, explica Quindimil.

falta de accesibilidad
Los taxistas señalan que el túnel de La Marina no funciona a plena capacidad debido a que no es fácil acceder a él: solo es posible hacerlo por la avenida de Lavedra, de manera que solo es útil para todo el mundo en sentido salida, mientras que normalmente accede a él el tráfico que llega a la ciudad desde Alfonso Molina, que llega rápidamente al centro.
Por otro lado, desde la Policía Local quitan importancia a los atascos que se forman en hora punta en dirección salida, ante la delegación del Gobierno: “Son los mismos coches que antes estaban en la avenida de La Marina, que ahora está despejada. Y el túnel se hizo para eso”.

El túnel de La Marina cambia el tráfico de la ciudad en su primer año

Te puede interesar