Pekín declara la “guerra” al Covid-19 para evitar una propagación masiva

Residentes y visitantes del mercado de Xinfadi hacen cola para que se les realice 0el test de coronavirus | stringer (efe)
|

El Gobierno municipal pequinés anunció que la capital china está en “guerra” contra el coronavirus tras detectar un nuevo brote en su principal mercado mayorista de alimentación, que causó ya 79 nuevos casos en los últimos días.

“Pekín ha entrado en un periodo extraordinario. Pueblos y comunidades residenciales deben trabajar rápidamente, en estado de guerra, para prevenir la transmisión del virus en la capital”, afirmó ayer en rueda de prensa el funcionario municipal Xu Ying.

Asimismo, añadió que más de 100.000 trabajadores están ya supervisando 7.120 comunidades de vecinos para evitar una propagación masiva entre la población.

Las autoridades sanitarias pequinesas informaron ayer de 36 nuevos casos confirmados el domingo en la ciudad, que está realizando pruebas de ácido nucleico a todo aquel que haya tenido contacto con el gran mercado de alimentos frescos de Xinfadi, el principal de la metrópolis, cerrado a cal y canto desde el sábado.

Todo el personal y quienes hayan tenido contacto cercano con el mercado deben permanecer en casa y hacerse una prueba de coronavirus en uno de los 193 centros designados en Pekín.

Sólo el domingo se realizaron pruebas a 76.499 personas, de las cuales 59 dieron positivo por coronavirus, contabilizó ayer Gao Xiaojun, portavoz de la comisión municipal de salud. Además, hasta el momento se practicaron unas 200.000 pruebas a personas que visitaron el mercado.

Si bien el barrio de Huaxiang en el distrito de Fengtai, donde se encuentra el mercado, elevó el domingo su nivel de alerta hasta “alto riesgo” y otras seis zonas subieron hasta el nivel medio, ayer diez comunidades residenciales cercanas al mercado de Yuquandong, en el distrito de Haidian, quedaron “cerradas hasta nueva orden” por su supuesta vinculación a los casos en Xifandi, informó la cadena CGTN.
Y la ciudad de Baoding, en la vecina provincia de Hebei también declaró ayer “alerta de tiempos de guerra” para evitar que el brote llegue a la localidad.

Purga de funcionarios
Además, el nuevo brote llevó al Gobierno municipal pequinés a despedir al subdirector del distrito de Fengtai, Zhou Yuqing, y a otros dos funcionarios por, oficialmente, “incumplir con su deber en los trabajos de prevención y control del Covid-19”.

También Wang Hua, secretario del Partido Comunista de China (PCCh) en Huaxiang, perteneciente a Fengtai, y Zhang Yuelin, gerente del mercado mayorista de Xinfadi fueron despedidos.

El origen de este brote todavía no está claro, y hasta ahora sólo trascendió que el virus fue detectado en una tabla de cortar pescado empleada por un vendedor de salmón importado en Xinfadi.

Pekín declara la “guerra” al Covid-19 para evitar una propagación masiva