Dinamarca impone controles fronterizos con Alemania para frenar la entrada de refugiados

A Syrian refugee child looks on, moments after arriving on a raft with other Syrian refugees on a beach on the Greek island of Lesbos, January 4, 2016. REUTERS/Giorgos Moutafis TPX IMAGES OF THE DAY
|

El primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, anunció ayer la imposición de controles temporales en la frontera con Alemania en respuesta a la entrada en vigor de controles por parte de Suecia en su frontera con Dinamarca.
Según explicó el primer ministro, los controles fronterizos son efectivos desde el mediodía de ayer y durarán inicialmente diez días, tras lo cual podrían prorrogarse otros 20 días si la situación lo requiere. Rasmussen reconoció que la decisión es una “reacción a la decisión adoptada en Suecia”, que en la medianoche de ayer comenzó a comprobar los documentos de identidad de todos aquellos que llegan al país desde Dinamarca a través del puente que une los dos países. “Este es un paso importante y debería considerarse a la luz de la seria crisis de refugiados e inmigrantes que está enfrentando Europa”, sostuvo Rasmussen, según el diario danés “The Local”. Para el primer ministro, esta es probablemente “la mayor y más complicada crisis que hemos visto este siglo”. Según explicó, los controles en la frontera con Alemania serán aleatorios y será la Policía danesa la que los lleve a cabo en los ferries y trenes que llegan a Dinamarca. 
“La Policía no pedirá a todos que muestren sus pasaportes”, incidió. En el caso de Suecia, son las empresas privadas de transporte las encargadas de comprobar la identidad de todos los pasajeros. 
Por otro lado, el domingo, el ministro de Asuntos Exteriores polaco, Witold Waszczykowski, señaló que el Ejecutivo mantendrá el compromiso adquirido por el Gobierno anterior de admitir a 7.000 refugiados dentro de sus fronteras a pesar de cuestionar la base legal de la medida. El Partido Ley y Justicia criticó duramente la decisión de acoger a refugiados cuando estaba en la oposición. “Sí, ya hemos empezado a prepararnos para ello y puedo confirmar que lo llevaremos a cabo”, declaró Waszczykowski, aunque cuestionó la legalidad de este proceso. “La gran mayoría de estas personas son emigrantes pero son tratadas como refugiados. Desde nuestro punto de visa, la premisa legal desde la que partió la decisión es un error”, añadió.

Dinamarca impone controles fronterizos con Alemania para frenar la entrada de refugiados