La facturación de Hijos de Rivera creció un 18,5% gracias a la expansión nacional

QUINTANA. DESAYUNO INFORMATIVO EN ESTRELLA GALICIA
|

El éxito de la Corporación Hijos de Rivera parece no tener techo.  En 2015 el volumen de facturación se incrementó en un 18,5% con respecto al ejercicio anterior hasta alcanzar los 332 millones de euros. La demanda en el mercado nacional tuvo mucho que ver pero lejos de conformarse con estas cifras, el consejero delegado, Ignacio Rivera, anunció ayer nuevos proyectos para seguir convirtiendo una empresa familiar en una gran compañía.
A estas alturas, y desde que estrenara sus planes estratégicos allá por 2009, Hijos de Rivera vende 203 millones de litros de cerveza al año. Al menos esa fue la estadística de 2015, presentada ayer por la empresa. Esta bebida aún supone el 80% del negocio y el filón de las distintas enseñas parece lejos de extinguirse pues el incremento de un año a otro fue de 17,5%. “Se pasó de los 173,4 millones de litros a los 203”, destacó Ignacio Rivera. 
En términos de facturación, esos números se tradujeron en una subida del 18,5%, es decir, se creció en 52 millones de euros hasta situarse en los 332 con los que se cerró el ejercicio. El consejero delegado destacó, además, que los ingresos se doblaron desde 2009. 
En el índice Ebitda (que indica los beneficios de la compañía antes de impuestos) Estrella Galicia experimentó un ascenso del 18,6%, de modo que entraron 93,6 millones. “Nuestro sueño es llegar a los 100 y creo que lo haremos en breve”, destacó Rivera, que recalcó que estos datos son los que generan la capacidad de reinvertir en las distintas vertientes del grupo. 
Además de la cerveza, en estos resultados tuvo mucho que ver el mercado del agua que se disparó un 80% gracias a la adquisición de Fontarel, que se sumó a la segunda marca Cuevas. Además, Cabreiroá marcó su máximo histórico al distribuirse 60 millones de litros. 
En cualquier caso, Rivera achacó la gran evolución a las cervezas –sobre todo a la Estrella Galicia, dado que las demás son más premium y están destinadas  a segmentos concretos– y a su evolución en el mercado nacional por el boca a boca. “Afortunadamente estamos creciendo en todos lados; sigue funcionando el liderazgo regional pero después solemos ser la segunda alternativa en Andalucía, Levante, Cataluña, Canarias...”, comentó. 
Según el representante de la compañía, hubo una mejor evolución del canal de distribución Horeca (el de los establecimientos de Hostelería) tras la caída por la crisis económica. No obstante, eso no implicó una estabilización de las compras en supermercados para consumir en casa.

llegar a los 1.000 empleos
A nivel global, la evolución permitió generar empleo para 86 personas más. La plantilla está ahora en los 963 trabajadores pero en 2016 la esperanza es superar la barrera del millar. El 90% de los contratos son indefinidos.
A nivel puramente empresarial, se prevé aumentar un 8% la facturación y también el volumen de litros vendidos, pero ya con las miras puestas a una nueva ampliación de la sala de cocimiento que se ha quedado escasa poco después de su estreno.

La facturación de Hijos de Rivera creció un 18,5% gracias a la expansión nacional