Cae en el sur de Turquía un nuevo obús del Ejército sirio que no llega a explotar

|

Un obús disparado desde Siria cayó ayer cerca de un pueblo de la provincia fronteriza de Hatay, aunque sin hacer explosión.

El proyectil aterrizó a escasa distancia de la comisaría de Ziyaret, una aldea situada a pocos centenares de metros de la frontera turca y a una decena de kilómetros del pueblo de Hacipasa, donde en las últimas dos semanas cayeron varios obuses, y a una distancia similar del campamento de refugiados de Bohsin.

Las fuerzas de seguridad turcas se prepararon para desactivar el obús mientras que desde los vehículos militares y la mezquita se llamaba a los vecinos a permanecer dentro de sus casas.

Por otra parte, la ONU y la Liga Árabe hicieron ayer un llamamiento al régimen sirio de Bachar al Asad y a los rebeldes opositores para que acepten la propuesta del mediador internacional, Lajdar Brahimi, de un alto el fuego y cese de las hostilidades en durante la festividad musulmana de Aid al Adha (Fiesta del Sacrificio).

Cae en el sur de Turquía un nuevo obús del Ejército sirio que no llega a explotar