De libros y placas a palillos japoneses y un chal: los regalos del Parlamento gallego

17 mayo 2014 página 31 SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16/05/2014.- La presidenta del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo (i), saluda a Susumo Hiragi (d), presidente de la Prefectural Assembly de Kagawa de Japón, que se encuentran vistando Galicia jun
|

El Parlamento de Galicia ha hecho público, a través del nuevo portal de transparencia, un listado de los regalos institucionales recibidos desde el año 2009. Figuras, libros, fotografías y placas son los presentes más mencionados en esa relación, que concluye el pasado 24 de febrero.
En concreto, del año 2009 solo se recogen cuatro entregas y todas ellas son gastronómicas. Su destino, idéntico al de los dos obsequios de comida de 2010 y los cinco de 2011, fueron entidades benéficas que no se concretan. Adicionalmente, en 2010, la ONCE envió un cuadro enmarcado, el Centro Gallego de Santander donó una placa y el Ayuntamiento de Forcarei (Pontevedra) remitió una figura de un gaitero.
Al año siguiente, entre otras cosas, el club deportivo Burela ofreció un trofeo de cristal correspondiente a la XVII Copa de España de fútbol sala femeninoTambién fueron once los regalos recibidos en 2012, entre los que destacan un sello en bronce del Ayuntamiento de Olite (Navarra), un cuenco metálico de la embajada de Turquía, un pañuelo de seda del Ayuntamiento de Jaén y un alfiler del Parlamento vasco.
Ya en 2013, Alcer, el Tribunal de Contas de Portugal y el Real Club Celta de Vigo dejaron en el Pazo do Hórreo sendas placas; mientras que el Colegio Puenteares y Citroën optaron por un detalle de Sargadelos.
En 2014 fueron muchos los presentes, derivados de los viajes a Galicia de representantes de distintos parlamentos coincidiendo con la presidencia de Rojo de la Conferencia de Asambleas Regionales Europeas con poder legislativo (Calre). Por ejemplo, la delegación de Indonesia dejó un chal y una medalla; la filipina, una taza, un mantel y un pin; y la de Taiwan, una placa y un libro; mientras que de Azores quedó en la Cámara gallega una cajita de porcelana y un libro. Procedente de Japón puede encontrarse una cajita de cristal y unos palillos de comer con grabados; de Bruselas y de Québec, sendas figuras de cristal; de Hungría, un libro y una pashmina; y de Alemania, una jarra de plata. 
Del año en curso únicamente consta un agasajo de la Residencia Teniente General Barroso, consistente en un plato de cerámica de Sargadelos, que fue recepcionado por el actual presidente del Parlamento, Miguel Santalices.

De libros y placas a palillos japoneses y un chal: los regalos del Parlamento gallego