El Ayuntamiento volverá a tramitar el contrato de recogida de basuras

Los camiones llevan años de servicio y se precisan urgentemente otros nuevos | pedro puig
|

La firma del convenio entre el Ayuntamiento y el Consorcio de As Mariñas de cara a un posible contrato de emergencia para gestionar la planta de Nostián si la actual empresa, Albada, no se hace cargo de ella en los términos que exige el Gobierno local, vuelve a poner de relieve la incertidumbre que rodea los contratos de basuras del Ayuntamiento, los más importantes por su monto económico. En el caso de la recogida de desechos ya son tres años en situación irregular a la espera de un nuevo contrato y la Concejalía de Medio Ambiente todavía tiene que tramitarla en cumplimiento de la última decisión del Tacgal.

Dos de las empresas que optaban a la concesión, Copasa y Valoriza, recurrieron ante el Tribunal Administrativo de Contratación de Galicia (Tacgal), mientras que FCC Medio Ambiente-Ingeser Atlántica optó por la vía contencioso- administrativa después de que fuese la primera adjudicataria pero se anulase esa decisión. La adjudicación recayó en Cespa, que obtuvo la tercera mayor puntuación y sobre quien no pesaba ningún recurso. 

Copasa, había sido excluida  porque algunos de sus camiones presentaban una caja mayor de lo estipulado para la recogida, pero el Tacgal estimó su recurso, por lo menos parcialmente, en marzo. Ahora, tras la cuarentena y con la llegada del verano, la Concejalía de Medio Ambiente todavía mantiene el contrato pendiente de tramitación. 

De forma irregular 
Además de los problemas burocráticos y legales que rodean este contrato, uno de los más importantes del municipio. El nuevo contrato de recogida de basura tendrá un valor anual de 13,6 millones de euros durante ocho años (131 en total) y permitirá acabar con la situación irregular que se ha vivido en los últimos años, en los que Cespa ha seguido realizando el servicio por necesidad. Sin embargo, esta situación impide a la empresa, dado que no es la concesionaria oficial, a hacer inversiones en el parque móvil de camiones de recogida, muy desgastado y obsoleto. 

Periódicamente, los trabajadores del servicio de recogida, agrupados en el sindicato STL denuncian los problemas constantes que sufren con los camiones, con averías que se traducen en retrasos en la recogida de basura. Un problema que ahora, con el calor, se vuelve más acuciante.

El Ayuntamiento volverá a tramitar el contrato de recogida de basuras