El Gobierno ve posible el Pacto Educativo, pero cree que “no se puede regular todo”

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo archivo ec
|

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, se mostró ayer “convencido” de que el pacto educativo para desarrollar una legislación sobre enseñanza consensuada con partidos y con el sector se llevará finalmente a cabo, pero también avisó de que “no se puede regularlo todo”.
“Estoy satisfecho de que esa idea, que en algún momento parecía una utopía, luego todos los demás partidos la han incorporado a sus programas. Ahora hemos puesto las vías para llevar a cabo ese pacto. Este miércoles se va a convalidar el Decreto Ley que aplaza los calendarios de implantación de la Lomce”, indicó el titular de Educación en un acto del PP en Madrid sobre el proyecto de un Pacto Educativo.
El ministro recordó que el PP ya defendía la necesidad de alcanzar un pacto educativo antes de las elecciones del 20 de diciembre de 2015, porque “lo pedía la ciudadanía” y porque “los paradigmas han cambiado” con la irrupción de las nuevas tecnologías, e hizo hincapié en que la actual disposición del Gobierno a modificar la Lomce no tiene que ver con los resultados electorales, que terminaron con la mayoría absoluta que ostentaban los populares en el Congreso.

grandes objetivos
Así, se mostró convencido de que el acuerdo se conseguirá “mediante pasitos” para alcanzar “grandes objetivos” y reivindicó la necesidad de contar con las familias y profesores para llevar a cabo la reforma, además del trabajo de la subcomisión de la cámara baja encargada de debatir un posible acuerdo.
En cualquier caso, Méndez de Vigo advirtió de que, de cara a reformar la Lomce, “no se puede aspirar a regularlo todo”, algo que, según señala, “aprendió durante su primera etapa” como ministro, cartera en la que sucedió a José Ignacio Wert antes que acabara la legislatura que comenzó en el año 2011 y durante la que se elaboró la nueva ley de educación.
Méndez de Vigo abogó por “dar libertad” a las comunidades en el plano educativo porque “no es lo mismo una comunidad como La Rioja que otra como Castilla y León”, porque ambas tienen “problemas y retos distintos” y así también sus estudiantes y los centros educativos.
Igualmente, subrayó la importancia que, a su juicio, tiene dotar de autonomía también a los propios centros y de “confiar en los profesores porque son quienes mejor saben lo que tienen que hacer”.
En este sentido, puso como ejemplo el debate acerca de si los niños deberían tener o no deberes extraescolares. Para el ministro, “regular los deberes por ley no le parece una buena idea”, y opina que “deben ser los centros y las familias” quienes estudien la conveniencia o no de los deberes conforme a la situación de cada centro educativo.

El Gobierno ve posible el Pacto Educativo, pero cree que “no se puede regular todo”