La RAG acusa a los obispos de atacar la libertad de pensamiento

La Real Academia Galega señaló su carácter aconfesional para opinar sobre la ortodoxia cristiana susy suárez
|

  La Real Academia Galega emitió ayer un comunicado en su renovada página web de apoyo al teólogo Andrés Torres Queiruga, miembro numerario de la RAG, tras las críticas realizadas a su trabajo por parte de la Comisión para la Fe de la Conferencia Episcopal en un texto que, según la RAG, constituye una “grave conculcación de la libertad de pensamiento de un gran intelectual y pensador”.

Tal y como apunta la academia gallega, la Comisión para la Fe “censura” en su escrito las obras teológicas de Torres Queiruga porque éste “aventura proposiciones contrarias a las verdades reveladas y a la doctrina común de la Iglesia Católica”.

Aunque la RAG, como institución aconfesional, rechaza pronunciarse “en materia de ortodoxias o heterodoxias”, divulgó la nota de prensa o en el que asegura que la Comisión para la Fe “intenta sin duda cortar el impulso creador de Torres Queiruga y dificultar la difusión de sus ideas”.

“La Real Academia considera el documento una intromisión escandalosa contra la que protesta firmemente”, señala el comunicado, que también advierte de que cuando la Comisión para la Fe cita las obras del teólogo lo hace “en sus traducciones al castellano, ocultando el hecho de que todas ellas fueron escritas y publicadas originalmente en gallego”.

 

Apoyo desde Vizcaya > Precisamente ayer, los sacerdotes de Vizcaya dirigieron una carta abierta a la Comisión Episcopal de Doctrina de la Fe para pedirle que reconsidere su decisión sobre el proceso abierto contra Torres Queiruga y sus opiniones sobre la teología católica.

En ella señalan que piden “encarecidamente que reconsideréis la “Notificatio” publicada y reabran un proceso de discernimiento teológico sobre la obra de Torres Queiruga en el que puedan intervenir, además del mismo autor, otros expertos teólogos de indudable capacidad científica y que seguidamente reformuléis –si fuera necesario– el dictamen emitido sobre la idoneidad de su teología”.

“En ello está en juego no solo la eclesialidad de la propuesta teológica de Andrés Torres Queiruga, sino también la credibilidad del magisterio autorizado de nuestros obispos y la comunión eclesial de muchos cristianos”, apuntan el foro de curas de Vizcaya.

La RAG acusa a los obispos de atacar la libertad de pensamiento