Empresa y comité intenta por última vez una salida negociada al largo conflicto de Albada

El Ideal Gallego-2013-10-08-007-9477589f
|

A las cinco de la tarde de hoy tendrá lugar la enésima reunión entre el comité de empresa y la dirección de Albada. Tras más de dos meses de protestas y negociaciones, el comité ha decidido intentar de nuevo alcanzar un acuerdo que evite el ERTE que planea la empresa y que consiga la renovación del convenio y la vuelta de los trabajadores despedidos.
De lo contrario, pedirán a la Agencia Galega de Arbitraxe (AGA) que sea ella quien tome una decisión. El problema es que es muy poco probable que la empresa, que se siente ganadora en este largo conflicto, acepte ningún arbitraje. El propio presidente del comité de empresa, Xosé Manuel Vilariño asegura que “non haberá un arbitraxe a toda costa”. Desde la dirección señalan que la huelga ha dejado de afectarles desde hace días porque la planta de reciclaje de Nostián funciona a pleno rendimiento y la plantilla acude en pleno a trabajar.
De hecho, después del último paro de 24 horas que afectó a todo el sector de recogida y tratamiento de basura, la empresa ponía horizonte al fin de la huelga. Fuentes de Albada afirmaban que el conflicto, abierto desde finales del mes de julio, acabaría esta misma semana.  
Ambas partes han acusado la duración “extremada” de esta huelga, que comenzó por la firma del convenio colectivo y la exigencia de readmisión de 11 compañeros despedidos. Ahora, con un expediente de regulación temporal sobre la mesa, es la empresa la que, con la ley en la mano, tiene toda la capacidad para hacer cumplir su voluntad. Desde Albada siempre han justificado la necesidad del ERTE en base a la caída de la producción y los ingresos.  n

Empresa y comité intenta por última vez una salida negociada al largo conflicto de Albada