El temporal y la recta final hacia la Navidad disparan el precio del marisco

El percebe se subastó a 64 euros hace una semana patricia g. fraga
|

Esta semana el precio del pescado y del marisco en la lonja empezó a subir debido al aumento de demanda de cara a la Navidad, pero el jueves y viernes se disparó por completo al acumular varios días sin que los barcos salieran a faenar debido al temporal. Así, en la subasta de ayer el marisco llegó a cifras desorbitadas.
El percebe fue el más caro al alcanzar los 265 euros y el camarón los 129. Le siguieron la nécora y el centollo a 35 y 30 euros, respectivamente. Los precios son muy distintos a los que, por ejemplo, se llegaba hace solo dos semanas. El camarón se quedaba en los 79,60 euros de precio máximo mientras que el percebe no superaba los 38. Siete días después estas especies ya se vendían a 105 y 64,40 euros.

besugo
La subida del pescado es más difícil de valorar porque como afirma el jefe de cancha de la lonja, Ignacio Iglesias, “no hubo nada”. Pero en la subasta del jueves, cuando todavía atracó algún barco en el puerto, el besugo alcanzó los 50 euros, mientras que hace dos semanas estaba a 29.
Por su parte, el rape blanco llegó a los diez euros y la pescadilla del pincho del Gran Sol a los siete, cuando el precio habitual en ambos casos es menos de la mitad. “Cuatro o cinco euros ya es mucho”, aclara Iglesias.

mejor día
El día más importante de las fiestas para la lonja será mañana. Y por ello ayer los barcos ya volvieron a salir a faenar gracias a la mejora del tiempo. El jefe de cancha del Muro calcula que hoy se alcanzarán los precios máximos de la campaña, ya que en la próxima subasta, la del martes, ya no habrá el mismo número de compradores.
Hoy será el último día antes de las fiestas en que los grandes compradores adquieran cantidades importantes destinadas al resto de España. Por tanto, se presupone también que hoy se alcanzarán los precios más altos aunque depende de las toneladas de pescado que se lleguen a descargar en los muelles de A Palloza.
El martes, el mismo día de la Nochebuena, ya solo las plazas coruñesas comprarán pescado o marisco en la lonja y en la mayoría de casos solo pequeñas cantidades para los encargos que ya tienen previamente acordados, pero no se arriesgan a ofrecer mucho producto en el puesto. “No se tiran a comprar más”, insiste Iglesias.

El temporal y la recta final hacia la Navidad disparan el precio del marisco