La Guardia civil descubre otro caso de estafa informática en Arteixo

16 marzo 2019 página 14 A Coruña.- La Guardia Civil impartió información a sus efectivos para luchar contra los delitos informáticos. El seminario titulado "Curso de fraude electrónico, estafas en internet" se cel
|

En los últimos años, las estafas vía internet no han dejado de crecer, a medida que se ha popularizado el sistema de compra online y el periodo de cuarentena no ha hecho más que acelerar esta dinámica. El último caso se produjo esta semana, cuando agentes del Equipo de Estafas Telemáticas de la Guardia Civil investigaron el caso de una vecina de Arteixo a la que habían robado dinero de su cuenta bancaria. Las pesquisas llevaron al Instituto Armado hasta una vecina de la localidad de Porriño, en Pontevedra, como presunta autora de un delito de estafa mediante el uso de las nuevas tecnologías.

La Operación comenzó a raíz de una denuncia interpuesta en el Cuartel de la Guardia Civil de Arteixo donde la víctima manifestaba que había sido víctima a través de su correo electrónico de un “phishing” mediante el uso de algún soporte informático malicioso con el que hacerse con las contraseñas bancarias. Posteriormente al engaño, recibió aviso de transferencia por la cantidad total de 900 euros, traspaso de efectivo realizado a una cuenta bancaria de otra entidad, titularidad de la detenida. En realidad, ella era la “mula”: sacaba el efectivo en cajeros bancarios y lo remitía a una tercera persona en Brasil, familiar suya. Posteriormente se pudo constatar que la persona residente en Brasil, recibió un total de 3.000 euros y que vinculaba a otras victimas de distintas localidades del territorio español.

EL precio de hacer de “mula”

Hacer de “mula” es una actividad que muchas veces ofrecen a gente en paro, o que necesita dinero rápido. Los estafadores le ofrecen un porcentaje del dinero que ingresan en su cuenta a cambio de que luego se la transfiera. Pero desde la Guardia Civi recuerdan que hacer de mula de dinero es ilegal y ayuda a las organizaciones criminales a blanquear dinero y transferirlo fácilmente de un país a otro, dinero que puede proceder del terrorismo, la venta de armas o la explotación sexual.

Al ser un tipo más común, no todos los criminales telemáticos son expertos piratas informáticos. Muchos estafadores tradicionales han descubierto que con un anuncio en internet de un producto que no tienen pueden hacer picar a muchos incautos. No solo se trata de robos, sino también de chantajes, injurias y revelación de secretos, además de casos más graves, como es la pornografía infantil. l

La Guardia civil descubre otro caso de estafa informática en Arteixo