Los bomberos apagan dos fuegos que calcinaron varios vehículos

El cobertizo de Eirís de Abajo estaba siendo usado como taller, según el casero | patricia g. fraga
|

Los bomberos extinguieron durante la mañana de ayer dos incendios, aunque no sin que antes las llamas calcinaran varios vehículos. El primero tuvo lugar a las nueve de la mañana, en un cobertizo de Eirís empleado como garaje, y arrasó un coche y dos motos, mientras que el segundo ocurrió pasada la una y media de la tarde, en la calle de Alcalde Salorio Suárez, en un vehículo en movimiento que acabó dañando a otros dos que estaban aparcados.
El primer siniestro fue descubierto por el propietario del inmueble, que lo tiene alquilado a una pareja. La casa, situada en Eirís de Abajo, en Monte Mero 4F, forma parte de una finca de 400 metros de superficie, y el casero había acudido a visitarla cuando descubrió la nube de humo que salía del cobertizo y dio la alarma inmediatamente.
Los bomberos habían sufrido un imprevisto cuando uno de los camiones escogió una ruta que no le permitía girar hacia la calle en cuestión. Sin embargo, al primer camión le acompañaba un segundo, más pequeño, para labores en terrenos de este tipo, que sí llegó sin problemas. Una vez en el interior de la finca, se encontraron con una perra de la raza rottweiler, potencialmente peligrosa, que encerraron dentro de otro coche para que no les molestara durante las labores de extinción.
De todos modos, las llamas ya habían calcinado tanto el coche como las dos motos que se encontraban dentro del cobertizo. El dueño del inmueble explicó que sus inquilinos lo utilizan como taller para hacer reparaciones a terceros.
Coches aparcados
Y pasada la una y media de la tarde, en la calle del Alcalde Salorio Suárez, en O Ventorrillo, un vehículo comenzó a echar humo bajo el capó mientras circulaba. Su ocupante lo abandonó inmediatamente, pero lo dejó cerca de varios coches estacionados en batería, de manera que cuando las llamas empezaron a surgir, dañaron otros dos vehículos.
Según los bomberos, uno de ellos, de la marca BMW, resultó dañado gravemente en el motor, mientras que el segundo turismo apenas sufrió daños.

Los bomberos apagan dos fuegos que calcinaron varios vehículos