Iglesias dice que se planteará dejar el escaño si pierde frente a Errejón

Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, durante una jornada en el Congreso archivo ec
|

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, afirmó ayer que si sus propuestas resultan derrotadas en el Congreso de Vistalegre no solo dimitirá como secretario general sino que se planteará dejar de ser diputado.
“Desde luego, dejaría la Secretaría General, lo del escaño lo hablaría con los compañeros, pero puede que sí, porque yo creo que cuando uno deja el liderazgo de un partido tiene que evitar hacer sombra a nadie”, dijo en una entrevista en Telecinco. No obstante, acto seguido dejó claro que, en su opinión, “eso no va a ocurrir”, sino que está convencido de que sus propuestas ganarán, y además con un “resultado inequívoco”.
De hecho, explicó que ese sistema de votación, –bautizado “Desborda” y diseñado por el secretario de Organización, Pablo Echenique– y parecido al de Eurovisión, “hace muy difícil que la moneda caiga de canto”, es decir, que haya un empate o un resultado muy ajustado, como sí fue el caso en la consulta del mes de diciembre, cuando su propuesta de vincular documentos y equipos ganó por apenas dos puntos a la del secretario Político, Íñigo Errejón, que quería separar ambas cosas.
En todo caso, Iglesias insistió en que si la candidatura de Errejón (“Recuperar la ilusión”) tiene más apoyo que la suya (“Podemos para Todas”) él se retirará con “máxima lealtad” y deberá ser Errejón quien lidere. A su modo de ver, no tienen sentido fórmulas como quedarse él de portavoz parlamentario: “Cuando uno termina, termina, no debe agarrarse a ningún sillón. Estamos todos de paso”.

nuevo papel
En cuanto a si Errejón seguirá de portavoz si pierde la votación, insistió en que tendrán que hablarlo en el Consejo Ciudadano, ver la opinión de todos los “compañeros” y también “la disponibilidad de Íñigo”.
Él, personalmente, reiteró que querría tener cerca a gente que no piensa como él, que Errejón es “una persona muy valiosa”. Preguntado sobre si el hoy número dos da por hecho que van a apartarle, respondió: “No sé si él trata de hacer una profecía con eso”. Con todo, se mostró convencido de que Vistalegre “va a terminar para bien” y si las heridas “cicatrizan bien” saldrán del proceso como una formación mucho más madura. “Como en la vida, lo que no te mata se hace más fuerte”, resumió.
Iglesias aprovechó para volver a llamar a dejar a un lado las diferencias personales –“a veces nos pasamos de intensos y en el futuro hay que corregirlo”– y a discutir de las diferencias políticas “desde la fraternidad” para que la gente vote y elija “entre dos liderazgos y dos modelos”.

Iglesias dice que se planteará dejar el escaño si pierde frente a Errejón