Prado apuesta por la realización de cambios puntuales en el Plan General

El Ideal Gallego-2013-10-04-006-7fc446c7
|

Tal y como había hecho durante un encuentro con los promotores de la ciudad, el concejal de Urbanismo, Martín Fernández Prado, volvió a reiterar ayer su apuesta por la introducción de modificaciones puntuales en el nuevo Plan General de Ordenación Municipal (PGOM), que entró en vigor en verano tras casi seis años de tramitación.
El edil cree que los documentos urbanísticos de este tipo no deben ser entendidos por los ciudadanos “como fotos fijas”. Como ejemplo, el teniente de alcalde se refirió al plan general de Barcelona. Pese a que el documento fue aprobado en 1976, este se sometió a diversas modificaciones desde entonces, entre ellas, según explica el concejal, los que permitieron adaptarse a los juegos olímpicos.
Fernández Prado realizó estas declaraciones durante la presentación de los asuntos de Urbanismo que se llevarán a pleno la próxima semana, aunque el concejal ya había planteado esta posibilidad a los promotores durante una reunión de trabajo, a los que les aseguró que el Plan General es un documento “flexible”, que se podrá adaptar en función de la situación económica y las necesidades de la ciudad en el futuro.

críticas
Las palabras del teniente de alcalde fueron muy criticadas por los grupos de la oposición. Para el BNG, con las declaraciones de Fernández Prado “o goberno de Negreira non ten reparo ningún  en recoñecerse como un mero administrador encargado de xestionar os asuntos urbanísticos dos grandes promotores da cidade”.
Los nacionalistas recuerdan que el Plan General, que fue modificado en varias ocasiones antes de su aprobación definitiva este año, “está feito a medida do que reclaman os grandes promotores”. Pese a esto, el documento “non satisfai as necesidades deste, por iso o goberno municipal ademais de interpretar con flexibilidade o Plan Xeral”, está dispuesto “a modificalo pensando sempre nos intereses das promotoras”.
Por su parte, la portavoz del PSOE, Mar Barcón, hizo referencia a las declaraciones del sector de la construcción, que aseguran que el Ayuntamiento se comprometió a aprobar un decreto de alcaldía para aclarar el fuera de ordenación “que sigue vigente en el PGOM, tal y como denunció el PSOE en su día”.
Para la socialista, este hecho, así como los cambios que se introdujeron en el texto desde aprobación provisional en agosto de 2012 y la definitiva, en febrero de este año, dejan al documento en una situación de “inseguridad jurídica”, lo que puede acabar “motivando que vecinos que se sientan perjudicados lleven el documento urbanístico ante los tribunales”. Además, recuerda que el nuevo plan “se deja en el aire” el suelo residencial y comercial de San Pedro de Visma, Vío, O Portiño, Penamoa, A Moura, A Silva, la Cantera de Mesejo y “otros espacios donde solo se permite el suelo industrial”. n

Prado apuesta por la realización de cambios puntuales en el Plan General